El jurado declara al novio de Tatiana culpable de asesinarla y maltratarla

La Fiscalía ratificó su petición inicial de 25 años de prisión por el primer delito, y dos años y medio de cárcel por malos tratos

E. G. S.
LUGO / LA VOZ

Ibrahima Ndiaye, el sospechoso de matar a la joven lucense Tatiana Vázquez Abuín, fue declarado este viernes culpable del asesinato de la joven y también de maltratarla. Fue lo que falló por unanimidad el jurado popular, que estuvo formado por nueve personas y al que se le encargó un veredicto en la Audiencia Provincial de Lugo.

Según las pruebas aportadas en la vista judicial, la joven recibió 54 puñaladas, siendo una asestada en el bazo la que le provocó la muerte la madrugada del 9 de abril de 2016 en el barrio lucense de San Fiz.

Las partes mantuvieron al final de la vista las peticiones iniciales. Así, el fiscal pidió 25 años de prisión por el asesinato de la joven de Castro de Rei, y dos años y medio más por malos tratos. La acusación particular, la de los padres, pidió 25 años y otros tres más por malos tratos. La defensa insistió en proclamar la inocencia de su patrocinado, y anunció que recurrirá. La magistrada que preside la sala será la que fije la pena en los próximos días.

Hubo un amplio despliegue policial en la Audiencia, por temor a la reacción de Ibrahima Ndiaye tras conocer la lectura del veredicto. Pero no fue necesaria ninguna actuación policial, dado que el procesado no se alteró.

A la espera de que saliera de la Audiencia el furgón policial, la madre de Tatiana Vázquez, rota de dolor, agradecía a todos el apoyo manifestado en estos duros momentos. «Estamos aliviados porque saíu todo como todo o mundo esperabamos. Este veredicto alivia un pouco a dor que nunca marcha», manifestó Manuela Abuín, tras conocer el fallo del jurado popular. «No caso de Tatiana Vázquez fíxose xustiza porque é o que merece. Porque Ibrahima Ndiaye foi o culpable de todo isto», indicó. «É un desgraciado», apostilló el padre de la fallecida, Carlos Vázquez.

Minutos más tarde el acusado salió de la Audiencia Provincial custodiado por varios guardias y policías, para ser trasladado a la prisión de Bonxe. «Yo estoy bien. Voy a seguir defendiéndome porque no maté a nadie, no me pueden meter en la cárcel por la puta cara», manifestaba Ibrahima Ndiaye.

El incidente. Se le dispara el arma a un policía

En el módulo de custodia de la Audiencia, a poco de llegar Ibrahima Ndiaye, se produjo un disparo accidental. La bala impactó en el techo. El incidente se produjo cuando un agente, siguiendo órdenes de un inspector, procedía a descargar la pistola. Habrá una investigación, según el subdelegado del Gobierno.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El jurado declara al novio de Tatiana culpable de asesinarla y maltratarla