Faltan especialistas: «Hoy, en siete horas he visto a 50 pacientes»

Los pacientes son cada vez mayores y con múltiples patologías, y no se les puede atender en un par de minutos

Amparo Rodríguez, Daniel Rey y Antonio Parra
Amparo Rodríguez, Daniel Rey y Antonio Parra

Daniel Rey Aldana es médico de familia en el área de Santiago y presidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) en Galicia. Ante la pregunta de si firmaría las estimaciones de la Xunta de que hacen falta más de estos especialistas en la sanidad gallega, Rey apunta un dato: «Mi jornada de hoy ha consistido en ver a cincuenta personas en siete horas». Entiende que estas medias no son las de todos los médicos de primaria, pero sí de muchos. Las bajas por enfermedad, las vacaciones y los días por asuntos propios no se cubren en los centros de salud y eso sobrecarga todo el sistema: «Siempre pensamos que el beneficio del paciente es lo más importante, y es cierto, pero también debemos acordarnos de la satisfacción del personal, porque es un aspecto muy importante».

Rey Aldana recalca que en los últimos años la atención primaria ha mejorado mucho, y eso ha revertido en la salud de los pacientes. Sin embargo, estos son cada vez mayores y con múltiples patologías, y no se les puede atender en un par de minutos. «No se trata tanto de cuántas personas tengas en el cupo, sino de su perfil», explica, y por eso es conveniente que siempre sea la misma persona la que vea a los enfermos, porque es la mejor manera de conocer si hay cambios en su estado.

Rey Aldana sí deja claro que las teleconsultas han dado una enorme impulso a los médicos de primaria: «En Santiago, el servicio de cardiología funciona de maravilla y si le planteas una duda, antes de una semana la tienes resuelta, algo que también ocurre en endocrinología y dermatología», pero no en todas las especialidades.

«La estancia en primaria tendría que ser mayor 

Amparo Rodríguez es pediatra en el área de A Coruña y presidenta de la Asociación Galega de Pediatría. Está de acuerdo con las previsiones del Sergas de que a corto y medio plazo habrá carencia de estos especialistas. Aunque no quiere dar cifras, ofrece un dato actual: «En Galicia, el 13 % de las plazas de atención primaria no las ocupan pediatras». Hay varios factores que influyen en esta falta de especialistas, y uno de ellos es el poco conocimiento que los profesionales tienen del servicio: «Los pediatras que hacen el mir se forman mayoritariamente en el hospital y rotan un tiempo por primaria. Este tendría que ser mayor para que la primaria sea atractiva para ellos. Ahora su primera opción es trabajar en un hospital».

Sin embargo, Rodríguez considera que la labor en un centro de salud es importantísima, fundamental para el desarrollo saludable de los menores: «Es un trabajo muy bonito porque acompañamos al niño y a su familia en su crecimiento». La sobrecarga de trabajo, sin embargo, puede quemar a largo plazo a los profesionales.

Rodríguez recalca que la presencia de pediatras, que son especialistas, en los centros de salud es un plus de la sanidad española: «Somos un país privilegiado y exigimos más planificación, porque la atención primaria se desarrolló hace años y ahora hay muchas jubilaciones». Considera que la formación en pediatría «es excelente» y ningún niño merece tener una atención peor. Eso sí, recalca que este año la Xunta ha pedido seis plazas más de pediatría para el mir, pero «hasta que terminen pasarán cuatro años», un tiempo en el que habrá escasez.

«Este año será peor, por las jubilaciones»

La situación que describe Antonio Parra, jefe de alergología del Chuac, se parece mucho a la de sus compañeros. «Tenemos verdaderos problemas para cubrir las bajas. Hoy mismo se ha incorporado una médica y hemos tenido que esperar a los residentes que terminaban en Madrid para contratarla». La situación es crítica, pero además no se prevé mejoras: «Este año habrá varias jubilaciones, así que tendremos más problemas que ahora».

En Galicia solo hay un mir de alergología cada año, y se lo van turnando Santiago y A Coruña. En Vigo, por el momento, no hay docencia hospitalaria. Pero el Sergas podría pedir dos, porque el Ministerio de Sanidad sí contempla dos plazas. Con uno, los servicios apenas dan abasto y no pueden superar ningún traspié: «Un mir de Santiago lo dejó a la mitad, eso ocurre a veces, y no hay alergólogo este año». Y aunque una cosa es hacer el mir y otra tener un contrato después en el mismo centro, suele ocurrir en destinos como Galicia que el hecho de que hayan estado en la comunidad haciendo la residencia siempre los anima a quedarse. Parra cree que «está bien que vengan de otros hospitales», porque así intercambian experiencias, pero reconoce que a veces es difícil ficharlos.

Frente a los pocos nuevos talentos que llegan, la presión sanitaria no hace más que aumentar: «Aunque en mi caso la dirección médica apuesta claramente por este servicio, es cierto que el aumento de consultas que vivimos en los últimos años está haciéndose estructural». Asma por alergia, rinitis, urticarias y alergias alimentarias (de las que cada vez hay más) ocupan y preocupan al servicio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
30 votos
Tags
Comentarios

Faltan especialistas: «Hoy, en siete horas he visto a 50 pacientes»