La radiación ultravioleta se dispara

El astro rey emite otros tipos de energías que los seres humanos no pueden percibir con la vista

Cuidado con la radiación ultravioleta El íncide de rayos ultravioleta, muy perjudiciales para los seres humanos, alcanza ocho actualmente. Se considera un nivel muy alto.

REDACCIÓN / LA VOZ

El tiempo seco y las altas temperaturas actuales se disfrutan en la playa. Pero ojo con el sol porque en esta época del año ya representa una amenaza. El astro rey, además de la radiación visible que ilumina la Tierra, emite otros tipos de energías que los seres humanos no pueden percibir con la vista. Por ejemplo, radiación térmica infrarroja, que actualmente interviene en el calentamiento global, o también ultravioleta, más energética que la infrarroja. Los rayos ultravioleta son el enemigo invisible que llega desde la estrella. El peligro reside en que a diferencia de otras radiaciones no viene acompañada de calor. Esto explica porque es tan fácil dañar la piel sin que uno se de cuenta.

El índice de intensidad ultravioleta oscila entre uno y nueve y aumenta y disminuye según la época del año. Ahora mismo, el valor se encuentra en ascenso y seguirá así durante los próximos meses ya que cada día que pasa el solsticio de verano está más cerca. Eso significa que el sol se encuentra en su altura máxima respecto al horizonte de todo el año. La cifra alcanza ya el número ocho considerado como muy alto. Con estas condiciones se recomienda un tiempo máximo de exposición de quince minutos y además usar un factor 50 de protección solar. El peor momento para tomar el sol siempre es durante el mediodía, cuando alcanza el cénit. La Tierra dispone de un escudo para frenar buena parte de la radiación ultravioleta. La capa de ozono que hay en la estratosfera bloquea el paso de estos rayos tan perjudiciales. Sin esta protección, la vida en el planeta no sería posible. En los años ochenta la emisión de ciertos gases llamados CFC (clorofluorocarbonos) comenzaron a reducir la concentración de este gas, provocando un aumento notable de los casos de cáncer en países como Australia. En 1997 la comunidad internacional firmó el protocolo de Montreal para dejar de dañar la capa de ozono. Desde entonces la concentración aumenta y el riesgo disminuye cada año. Eso sí, hoy tomar el sol es más peligroso que hace medio siglo. Los niños deben tener especial precaución. La ciencia ha descubierto que la mayor parte de la radiación ultravioleta que alcanza a un ser humano a lo largo de la vida ocurre durante los primeros 18 años.

Votación
18 votos
Comentarios

La radiación ultravioleta se dispara