Rueda exige a Guerra que aclare su futuro y carga contra Ciudadanos

El plan del exconselleiro pasa por darse de baja del PP en dos o tres semanas y contestar a la oferta


vigo / la voz

Las conversaciones que la dirección de Ciudadanos y Javier Guerra mantienen para cerrar la entrada del exconselleiro en el partido han abierto en Galicia las hostilidades entre el PPdeG y la formación naranja, evidentes también una vez más ayer en los gestos del encuentro entre Mariano Rajoy y Albert Rivera en la Moncloa para abordar la situación de Cataluña.

El presidente de los populares en Pontevedra y vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, cargó ayer contra la falta de «lealtad» de Javier Guerra que a su juicio conlleva el hecho de que entable conversaciones formales con Ciudadanos para incorporarse a su proyecto mientras sigue siendo todavía afiliado del PP. Pero además de la crítica preventiva hacia el que fue su compañero de Gobierno autonómico, al que conminó a aclarar cuanto antes su futuro político, Rueda optó por centrarse en deslegitimar la estrategia y principios de Ciudadanos.

El número dos de la Xunta opinó, tras participar en Pontevedra en el acto central del Día das Letras Galegas junto a Alberto Núñez Feijoo, que la oferta a Guerra demuestra que Ciudadanos «no tiene estructura en Galicia ni es capaz de hacerla», carencia que entiende tratan de solventar sus rivales «captando gente que está en otros partidos, y eso no es una buena práctica», añadió.

Rueda ironizó con que C’s considere como uno de los valores de Guerra el haber formado parte del equipo de Feijoo. «Hace gracia y es un elogio al presidente bastante evidente», continúo, para afear la estrategia de su rival en el centro-derecha. El líder del PP pontevedrés aseguró no tener información alguna de las conversaciones que Guerra mantiene desde febrero pasado con Ciudadanos y que ya ha confirmado oficialmente el partido de Rivera, e incluso hizo votos por que no fuera cierto, «porque lamentaría que fuese así», dijo.

Según ha averiguado La Voz, el calendario del exconselleiro para abrir su nueva etapa política dio inicio el martes con la reunión con su grupo de críticos a la dirección del PP vigués, a los que informó de que había llegado el momento de decidir el futuro del colectivo. Tras manifestar en dicha reunión su disposición a entrar en Ciudadanos, Guerra estableció un período de entre 15 y 20 días para darse de baja del PP y, a continuación, desvelar oficialmente la decisión sobre su entrada en la formación naranja.

C’s confía «en las capacidades y recursos» del vigués para que gane sus primarias

Ciudadanos ha pasado de certificar las conversaciones avanzadas y la oferta que mantiene desde hace meses a Javier Guerra a mostrar ya su confianza en que el exconselleiro gane con facilidad las primarias internas a las que se tendrá que someter si quiere convertirse en el candidato del partido a la presidencia de la Xunta. La cúpula gallega de la organización reconoce no contar aún con una respuesta de Guerra, pero sí considera que de las conversaciones mantenidas con él se desprende «mucha disponibilidad» del político vigués a entrar en su partido: «Y nos hizo ver que tiene buenas ideas y que quiere participar». «No nos ha pedido ningún cargo ni nada similar», añaden fuentes de la dirección naranja en Galicia, que señalan que tampoco pueden comprometer «con él ni con nadie» un puesto electo, pues estos se someten a elecciones primarias en la organización, ya sea para elecciones municipales, ya para las autonómicas, mientras que los cargos orgánicos los designa el comité central. «Estamos abiertos a aprovechar su valor y talento, porque somos un partido abierto al talento externo. Él tiene capacidades y recursos para posicionarse ante unas primarias y cuenta con nuestra confianza para que las gane, además», asegura la dirección gallega de Ciudadanos, que promete otros fichajes para las elecciones municipales.

El partido naranja se volcará en las cuatro ciudades y villas en las que cree será decisivo

Ciudadanos celebró el fin de semana en Santiago su asamblea autonómica para fijar ante 117 responsables y afiliados el calendario y la estrategia para las elecciones municipales del 2019.

El guion que seguirá el partido de Rivera es concentrar sus esfuerzos de manera especial en las localidades en las que considera que los concejales que obtengan pueden ser decisivos en la formación de los gobiernos locales. Y esas prioridades tienen nombre: las ciudades de Ourense, Lugo, Pontevedra y Ferrol, además de varias villas de tamaño medio, e incluso alguna diputación. Sin renunciar a entrar en corporaciones en las que no están presentes hoy, como Vigo, A Coruña y Santiago, los estrategas de C’s estiman que en las otras cuatro urbes cuentan con opciones de ser llave «e incluso algo más», afirman, y añaden que «el PP no ha sabido renovarse, con lo que su tiempo de hegemónico en Galicia ya ha pasado».

Actualmente Ciudadanos suma 37 agrupaciones locales y grupos en proceso de constitución en otros seis concellos. Sarria y Mondariz serán los siguientes en formarse, la próxima semana, de una lista de entre 12 y 15 agrupaciones en vías de formalizarse.

Las cuentas internas trazadas a principios de año que auguraban la confección de medio centenar de candidaturas a ayuntamientos de la comunidad en las próximas elecciones municipales se han quedado pequeñas en poco tiempo, aseguran desde Ciudadanos, donde se estima que sus listas estarán presentes al final en unos 75 concellos. «Solo nos presentaremos donde contemos con posibilidades reales de entrar con fuerza en la corporación», añade la dirección del partido, que estima que algo más de la mitad de los nuevos afiliados llegan de otros partidos y el resto son nuevos en política.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Rueda exige a Guerra que aclare su futuro y carga contra Ciudadanos