El viceportavoz de En Marea da la espalda a Villares al censurar la consulta a las bases sobre Quinteiro

Antón Sänchez advierte que el partido dispone de otros «procedementos regulados» para el caso de la diputada


santiago / la voz

El procedimiento de consulta a las bases elegido por la dirección de En Marea para forzar la dimisión de la diputada Paula Quinteiro es un motivo de controversia en el seno del grupo parlamentario, y así lo puso ayer de manifiesto el número dos de la formación rupturista en la Cámara y portavoz nacional de Anova, Antón Sánchez, que advirtió que el partido dispone de otros «procedementos regulados» que son «os idóneos», en referencia a la revocación.

Sánchez, que ayer compareció en rueda de prensa junto al diputado Marcos Cal, advirtió que en el reglamento de En Marea se dispone de un procedimiento concreto para tratar los incumplimientos del código ético. Se trata del apartado 1.3 del código ético, que alude a los «mecanismos de cesamento e revogación», que se aplicarán, dice el artículo, en caso de no producirse la «dimisión voluntaria do cargo, nos supostos de violación dos principios éticos e políticos».

El viceportavoz de En Marea no solo estima que este es el procedimiento adecuado, en detrimento de la consulta a las bases planteada por Luís Villares, sino que apunta, además, que tiene «carácter vinculante», es decir, que la resolución sería de obligado cumplimiento. Algo que, censuró, no ocurre con la consulta, pues únicamente fija la posición de la formación, pero el acta parlamentaria pertenece a cada persona elegida.

La decisión de consultar a los militantes sobre si Paula Quinteiro debe o no dimitir del cargo -después de protagonizar un incidente nocturno con la Policía Local de Santiago en el que hizo un uso inadecuado de su acta de parlamentaria- y el reglamento de dicha consulta fueron aprobados por el máximo órgano de dirección de En Marea para que se realice el día 22 de mayo.

Antón Sánchez puso ayer de relieve que el partido escogió una vía para dirimir este asunto que a lo único que contribuye es a «alongar no tempo» la crisis interna de En Marea y la fractura que ha provocado en el seno del grupo parlamentario el caso Quinteiro. «Non nos beneficia», dijo Sánchez sobre la polémica, pues no permite que se visualice el trabajo político de En Marea.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El viceportavoz de En Marea da la espalda a Villares al censurar la consulta a las bases sobre Quinteiro