Ultimátum de la Xunta a los sindicatos de Justicia para que acepten su oferta

Los funcionarios podrían quedarse sin los aumentos ya consolidados si las centrales rechazan el acuerdo

.

santiago / la voz

Los sindicatos de la Justicia han salido de la mesa sectorial con la Xunta sin una sola concesión por parte de la Administración y con una difícil encrucijada que afrontar. La negociación duró solo una hora, porque no hubo negociación. El Gobierno gallego puso sobre la mesa su última oferta de mejora a los funcionarios y no aceptó cambiar ni una coma del documento. Es más, lanzó un ultimátum a las centrales para que acepten o rechacen definitivamente el acuerdo. Tendrán que dar una respuesta antes del viernes a las 14 horas.

Tres de esos sindicatos, CUT, CIG y STAJ, no necesitaron ni un minuto para anunciar que rechazarán el acuerdo porque entienden que es «unha cacicada» o que supone «aplicar o rolete». Las tres organizaciones sostienen que los trabajadores ya lo impugnaron en las votaciones celebradas el 27 de abril, en las que el no a la oferta de la Xunta se impuso por apenas noventa votos en unas elecciones llenas de tensión en las que hubo amenazas, coacciones y presiones a muchos funcionarios para que no dieran el sí al pacto con el Gobierno gallego.

Las otras cuatro centrales, SPJ-USO, UGT, CSIF y CC.OO., salieron de la mesa sectorial claramente insatisfechas con el ultimátum de la Xunta, pero anunciaron que antes de tomar una decisión consultarán a sus militantes y simpatizantes qué postura tomar. Consideran que el Ejecutivo autonómico comete «un novo erro» por no modificar ni un ápice una propuesta que fue rechazada.

Los sindicatos tienen ante sí una difícil decisión que tomar. El director xeral de Xustiza, Juan José Martín, advirtió que en el caso de que no haya un mínimo consenso y de que algunas centrales acepten el acuerdo, la Xunta entenderá que queda «liberada de compromisos y de los ofrecimientos que se hicieron». Es decir, que podrían aplicar unilateralmente su última oferta, pero también no hacerlo, con lo que los funcionarios perderían todo lo conseguido en estos más de tres meses de conflicto.

Durante la huelga, los sindicatos fueron arañando poco a poco mejoras hasta lograr que la Xunta aceptase unas subidas económicas que incluso están por encima de las pretensiones que, en privado, aseguraban tener al inicio del conflicto. Esos incrementos son de 140 euros al mes para los forenses, 135 para los gestores, 127 para los tramitadores y 122 para el cuerpo de auxilio. Cantidades de las que percibirían ya el 50 % este año, otro 30 % en enero del año que viene y el 20 % restante en el 2020. Xustiza se plantea, además, suprimir los servicios mínimos aún vigentes, dado que, en la práctica, no hay huelga aunque no haya sido desconvocada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Ultimátum de la Xunta a los sindicatos de Justicia para que acepten su oferta