Un juez obliga al Concello de Ourense a ceder suelo público para un ascensor

«Llegaría hasta el rey para conseguirlo», dice la presidenta de la comunidad vecinal


OURENSE/ LA VOZ

Llevaban años intentándolo. Los vecinos de la calle Vasco Díaz Tanco, número 13, de la capital ourensana lo han conseguido. Algo tan simple como llegar a sus viviendas se había convertido desde hace tiempo en misión casi imposible, y llevó a algunos de ellos a trasladarse a casas de familiares mientras esperaban el desenlace. Hace más de cinco años que solicitaron por primera vez la licencia para construir un ascensor exterior en su edificio, pero sobre dominio público. Una petición que nunca fue escuchada, hasta que llegó el 2016. La Ley de Accesibilidad estatal aprobada ese año abrió una nueva posibilidad a la comunidad de vecinos. Su presidenta, Milagros Iglesias, volvió a solicitar la licencia. Pero tuvo que hacerlo por la vía judicial, al paralizar el proceso el Concello de Ourense, después de que la comunidad de vecinos hubiese justificado por qué resultaba imposible instalar el ascensor en el interior del edificio, tras el requerimiento del arquitecto municipal que sí veía esta opción.

La Justicia se ha puesto de parte de los vecinos con una sentencia pionera que condena a la Administración local a aceptar su instalación en la fachada, con la consecuente ocupación del dominio público municipal. Se le obliga así a aplicar la normativa estatal de accesibilidad que permite, en supuestos excepcionales, esta opción.

En este caso, se trata de un inmueble de cinco plantas en el que reside gente mayor con problemas de accesibilidad. No tiene patio interior y para poder instalar el ascensor por dentro del edificio habría que realizar una obra compleja, derribando parte de las viviendas. Aspecto que la sentencia dictada por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Ourense rechaza, al considerarlo «desproporcionado» en todos los sentidos. Pero que, sin embargo, parecía viable para el Concello, siendo esta la causa que originó la paralización del proceso.

El abogado de la comunidad de vecinos, Luis Fernández Ramos, explicaba ayer: «Por una causa u otra, el Concello de Ourense no quería otorgar esta licencia. Quizás porque abre un precedente para otras viviendas en situación similar en la ciudad». La noticia ha sido para estos vecinos ourensanos un alivio. «Llevamos muchos años luchando. Llegaría hasta el rey para conseguir que nos dejaran poner el ascensor», afirmaba muy satisfecha con la sentencia, que es firme, la presidenta de la comunidad, Milagros Iglesias Otero. Explica que es la tercera vez que «luchan» por el ascensor, ya que en el edificio vive mucha gente mayor enferma a la que le resulta muy difícil subir las escaleras. «Yo, por ejemplo, soy asmática y vivo en el cuarto. Un señor que tenía casa en el tercero la tuvo que vender porque no podía subir. Y un matrimonio de 90 y 101 años se ha ido a casa de una hermana de ella mientras no hay ascensor», dice.

Una zona ciega

La presidenta de la comunidad no entiende el rechazo del Concello de Ourense a una obra que, asegura, no afectaría ni a los peatones ni a los coches, ya que se encuentran en una zona ciega, en un callejón. El Concello de Ourense tiene un plazo de tres meses para otorgar la licencia de obra mediante una resolución expresa, después de que la comunidad de vecinos presente unas correcciones en el proyecto a instancias del perito judicial.

El juez reprocha al Ayuntamiento la «dejación de funciones» y recuerda que la Administración está obligada a resolver las solicitudes de licencia urbanística que se le presenten mediante la correspondiente resolución definitiva. Y que, en este caso, se limitó a «paralizar sin más el procedimiento». Respecto a la ley de accesibilidad, el juez concluye que en este caso está demostrado el supuesto «excepcional» que marca la norma para la instalación del ascensor en dominio público. Y entiende que proponer la posibilidad de instalarlo en el interior afectando a las viviendas no es un argumento válido, «porque técnicamente siempre es posible encastrar un ascensor dentro de un edificio (aunque hayan de rehacerse sus elementos estructurales)».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
26 votos
Comentarios

Un juez obliga al Concello de Ourense a ceder suelo público para un ascensor