Cárcel para un hombre de Gondomar por pegar a su hija de 12 años para obligarla a trabajar

Deberá estar alejado 13 años de la menor, a la que amenazaba y sometía a castigos y vejaciones si hacía mal sus tareas en el campo


vigo / la voz

Un vecino de Gondomar aceptó ayer una condena de seis meses de cárcel (que no tendrá que cumplir) por infligir continuos menosprecios, humillaciones y maltratos casi a diario a su hija de 12 años, a la que obligaba a trabajar en tareas del campo, como cortar leña, alzar postes de luz con una grúa o colocarlos en una cuadra, regar la finca o ayudar en el hogar. Si la pequeña hacía alguna faena mal o era superior a sus fuerzas y complexión, su padre se enfadaba y la castigaba con patadas, puñetazos, amenazas de muerte e insultos. Incluso llegó a golpearla con una azada en la espalda. La niña, que a veces faltó al colegio, denunció todo su calvario a los 14 años. Su hermana mayor la defendió y la acogió en casa. La vista por conformidad se celebró ayer en el Juzgado de lo Penal número 2 de Vigo. El acusado reconoció el maltrato habitual y, además de cárcel, aceptó 180 días de trabajos en beneficio de la comunidad, asistir a un programa reeducativo y estar alejado de su hija durante 13 años .

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
30 votos
Comentarios

Cárcel para un hombre de Gondomar por pegar a su hija de 12 años para obligarla a trabajar