Cuenta atrás para la comisión de investigación: José Blanco y los «errores» de Angrois

El exministro dice por primera vez que, si hubo fallos durante su mandato en el ámbito técnico, «non terei problema en admitilo»


redacción / la voz

La cuenta atrás para las comparecencias de la comisión de investigación del Alvia ha comenzado tras casi siete meses de bloqueo. Los diputados se han dado el plazo de un mes desde su constitución el pasado día 18 en el Congreso para el trabajo previo de fijar las citas y solicitar documentación de cara a las conclusiones finales, que no serán en absoluto fáciles de consensuar. La comisión quedará partida por las vacaciones estivales de los parlamentarios, pero para el quinto aniversario del accidente que provocó 80 muertos y 144 heridos los ecos de la tragedia se escucharán, al fin, entre las paredes del Congreso, como incesantemente reclamaron las víctimas.

José Blanco será sin duda uno de los comparecientes estrella. Ministro de Fomento cuando se inauguró la línea en diciembre del 2011, siempre defendió que el cambio de proyecto que finalmente dejó sin protección -sin ERTMS- a la curva de Angrois no se hizo por supuestas prisas para inaugurar y que, en cualquier caso, fue más determinante en el accidente la desconexión del ERTMS embarcado en el Alvia, decisión técnica que se produjo durante el mandato de su sucesora al frente del ministerio, Ana Pastor, otro peso pesado de la política que será llamada a comparecer pese a ser la presidenta del Congreso.

Blanco, en una entrevista en la Televisión de Galicia, habló ayer en público, por primera vez, de posibles errores en Angrois, pero siempre circunscritos a la esfera técnica y no al ámbito político de responsabilidad. «Se se cometeu algún erro e se pon de manifesto, antes ou despois de que eu fora ministro, eu non terei problema en recoñecelo», aseguró.

El ahora eurodiputado del PSOE, en conversación telefónica posterior con este periódico, matizó a qué tipo de errores se refería y mencionó el debate técnico en el propio ADIF sobre qué tipo de evaluación de riesgos debía realizarse en el tramo donde se produjo el accidente, la línea de investigación principal que se sigue en el juzgado de Santiago que instruye el accidente. Efectivamente, algo se mueve cuando en el propio núcleo duro de la cúpula de Fomento que puso en marcha la línea empiezan a digerirse posibles errores.

Con ganas de refutar tesis

Blanco tiene ganas de refutar algunas tesis sobre este caso. Está dispuesto a responder a todo lo que se le pregunte, pero sigue estando en contra de que este asunto se dirima en una comisión parlamentaria. «Eu era contrario a esa comisión, por un principio de coherencia política. Sempre defendín que mentres houbese unha investigación xudicial, e nisto estou de acordo co presidente da Xunta, non debía haber unha investigación política».

Sobre este asunto, reveló que los actuales dirigentes del PSOE se pusieron en contacto con él para explicarle su cambio de postura respecto a la comisión del Alvia. Le aseguraron que querían trasladar a las víctimas que los socialistas no tenían ningún problema en apoyar la comisión de investigación. «O único que lle trasladei ao PSOE foi que por min non había ningún problema, pero que sobre este asunto eu teño un criterio político que sigo mantendo».

El exministro adelantó cuál será el eje sobre el que girará su comparecencia, las responsabilidades que él asegura que tenía con respecto a la línea Santiago-Ourense. «A única decisión que se adopta desde a posición do ministro é garantir os recursos para que se poida cumprir cos prazos establecidos para que esa obra se poida executar. A partir de aí non sei se as decisións técnicas que se adoptaron foron as máis axeitadas. Verase. Hai unha investigación en marcha».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Cuenta atrás para la comisión de investigación: José Blanco y los «errores» de Angrois