Un juez de Vigo descarta que hubiese fraude en las subvenciones a Gradiant

Los proyectos del centro tecnológico eran reales y el desfase de horas de trabajo, irrelevante


vigo / la voz

Un juzgado de Vigo ha dado carpetazo a la denuncia por supuesto fraude en las subvenciones de la UE al Centro Tecnológico de Telecomunicaciones de Galicia (Gradiant). El caso queda archivado porque los proyectos de I+D cuestionados eran reales y pasaron todos los controles de calidad. El actual director general de Gradiant, Luis Pérez, mostraba su satisfacción al conocer el sobreseimiento: «Conseguimos contratos a nivel nacional e internacional a base de trabajo real y eso se puso en duda, pero nosotros seguimos adelante».

El auto del Juzgado de Instrucción número 1 de Vigo acordó ayer el sobreseimiento provisional y archivo de las actuaciones iniciadas para comprobar si en la Fundación Gradiant se podrían haber cometido delitos de defraudación de subvenciones públicas, falsedad en documento público y tráfico de influencias. El juez dice que «no consta debidamente acreditada la perpetración de infracción delictiva».

Terminan así dos años de pesquisas desde que el 14 de abril del 2016 el exdirector de Gradiant, David Vázquez, tras ser despedido, denunció a varios patronos (entre ellos la Xunta, Televés e Infojc), Balidea y la fundación. Les acusó de repartirse el dinero o justificar las ayudas a la innovación mediante proyectos de «cartón piedra», en concreto Sigic y Centinel. Una aplicación de los servidores incautados por el juez reveló que había menos horas reales (2.840) que las facturadas (10.730), anomalía que la sala atribuye a un margen de error porque muchos ingenieros no las computaban.

El titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Vigo, Juan Carlos Carballal, que sustituyó a la titular del número 1, destaca que lo relevante no son las horas trabajadas sino los resultados. Así lo subraya el informe emitido por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) de Madrid, organismo especializado en financiar investigaciones y que controla las subvenciones. Aclara que los proyectos cuestionados en Gradiant fueron terminados y pasaron todos los controles de auditoría. Todo estaba bien y era correcto. Eran proyectos bien ejecutados y sin fraude.

El juez también descarta que el exdirectivo despedido hubiese actuado con malicia y presentase una denuncia falsa. Los investigados decían que actuaba por venganza. Había indicios de menos horas reales que facturadas, pero al final ese dato es irrelevante porque los proyectos eran reales.

Reacciones del director

El actual director general de Gradiant, Luis Pérez, recordó ayer que el archivo de la investigación coincide con el décimo aniversario de la fundación de este centro investigador. Indicó que «nosotros siempre hicimos las cosas bien. Los proyectos se ejecutaron de acuerdo con las normas de las convocatorias y ahora se confirma que así fue». Recalcó que esta desarrolladora de I+D «surgió de cero y estamos trabajando bien, solo se puede llegar hasta aquí a base de trabajo duro, calidad, buen hacer y ética profesional. Hemos seguido trabajando a pesar de toda la publicidad mediática que se dio».

Gradiant es una fundación privada sin ánimo de lucro que tiene cien empleados. Su éxito más reciente es la firma de un contrato con Sansumg para que la operadora incluya en su nueva gama de teléfonos una aplicación de que reconoce las firmas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un juez de Vigo descarta que hubiese fraude en las subvenciones a Gradiant