Los padres sabrán si sus hijos cogieron el bus escolar y en qué parada se bajaron

La Xunta incluye el desarrollo de un chip en el nuevo plan de transporte del 2019


santiago / la voz

En cuestión de veinte meses Galicia va a contar con un plan de transporte completamente renovado que afectará a todas las rutas de autobús, incluidas las del transporte escolar. La Consellería de Infraestruturas, que pilota este complejo plan, quiere aprovechar el revolucionario cambio que se avecina entre agosto y diciembre del 2019 para implementar aplicaciones tecnológicas que mejoren el servicio.

Con ese objetivo, el director xeral de Mobilidade, Ignacio Maestro, anunció que la puesta en marcha en dos fases incluirá la modernización del sistema de explotación y de toda la flota de autobuses (unos 3.000), que deberán incorporar un dispositivo que permitirá a los padres o tutores de los niños que usan el transporte escolar saber si sus hijos se han subido a él y si han llegado a su destino. Será a través de un chip o un código QR que estará vinculado a una tarjeta o a una pulsera, una decisión que se tomará tras valorar su éxito en otras zonas en las que ya está funcionando.

Es una de las novedades por definir en un plan en el que la conselleira Ethel Vázquez está trabajando con suficiente antelación para evitar conflictos como el del verano pasado, que acabaron en una incómoda huelga para los usuarios al verse obligada la Xunta a refundir casi seiscientos contratos y rutas a las que renunciaron las empresas del sector. Esos mismos contratos, 41, habrá que reformularlos en agosto del próximo año; y el resto, 68, tendrán que estar listos en diciembre de ese mismo año. Desde Infraestruturas garantizan que cada paso que se da va acompañado de reuniones en las que hay presencia de la patronal del sector, sindicatos o asociaciones de padres, para evitar el cruce de intereses y los temores que despertó el plan el año pasado.

Uno de los puntos más polémicos fue la puesta a disposición de los usuarios ordinarios de las líneas de transporte escolar. Sin embargo, Ethel Vázquez sostiene que tras ocho meses de funcionamiento se han facilitado 90.000 traslados y el sistema suma 2,5 millones de kilómetros recorridos con un modelo que tiene un resultado contundente: «Cero incidencias». Maestro, por su parte, también valoró las 750 llamadas para solicitar el transporte a demanda que se registraron en el primer trimestre del año. Si bien son «pocas», cree que puede interpretarse como un «éxito», ya que implica que las rutas y horarios ordinarios están cubriendo las necesidades. En nueve meses, el transporte por carretera alcanzó los nueve millones de usuarios, un incremento del 5 % respecto al año anterior que la conselleira ve «satisfactorio». El plan se centró sobre todo en la provincia de Ourense y supuso un 37 % más de kilómetros recorridos, la multiplicación por tres del número de paradas y la reducción de tarifas.

Pontevedra y Ferrol

La Xunta ha presentado este balance parcial coincidiendo con la publicación en el Diario Oficial de Galicia del primero de los procesos de información pública, que han querido difundir al máximo para ir cribando problemas antes de que se inicien las licitaciones, que comenzarán a principios del 2019. De momento, cualquier persona tiene desde hoy 19 días hábiles por delante para trasladar aportaciones.

En el cronograma diseñado por el equipo de Vázquez estas semanas de primavera están destinadas a los contactos con los ayuntamientos, y en este punto la conselleira ha instado a los gobiernos locales de Ferrol y Pontevedra (En Marea y BNG) a poner en marcha un sistema de transporte público, una obligación para todas las ciudades de más de 50.000 habitantes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Los padres sabrán si sus hijos cogieron el bus escolar y en qué parada se bajaron