Hermida ve «transfuguismo» en la resistencia de Paula Quinteiro a dimitir

Apela al código ético que asumieron todos los que se presentaron por En Marea


Pontevedra / La voz

«Se Paula Quinteiro non acepta as regras e o código ético de En Marea, é unha sorte de transfuguismo». Así de contundente se mostró ayer el pontevedrés Xoán Hermida, que iba de número seis en la lista de la plataforma ciudadana y sobre quien recae el acta parlamentaria del dimitido Juan Merlo, para cuestionar la resistencia de la representante de Podemos a dejar su escaño tras un episodio de vandalismo nocturno en el que la implicó la Policía Local de Santiago.

Hermida trató de explicar en Pontevedra la pirueta que ha dado en apenas quince días, en los que pasó de anunciar que renuncia a cualquier opción de asumir el cargo si Quinteiro dimite -como él exige- a comunicar a la Mesa del Parlamento que sí acepta el acta que dejó Merlo pero sin ejercer, ya que ni asistirá a las sesiones en O Hórreo ni cobrará su sueldo de diputado. «Renuncio expresamente a facer uso de calquera prerrogativa que puidese corresponderme, así como aos dereitos económicos derivados da condición de parlamentario», explica en el escrito remitido a la Mesa.

Se trata de una aceptación provisional del acta, que se mantendrá mientras Paula Quinteiro no abandone el cargo o no se pronuncien al respecto los inscritos.

Resulta difícil de explicar que Hermida apele a un «listón ético ben alto» y a una forma «intachable» de concebir la política al mismo tiempo que utiliza un «limbo» legal en el Parlamento para bloquear que la lista electoral siga corriendo: su renuncia daría entrada en el grupo de En Marea a la siguiente de la lista, Julia Torregrosa, representante, como Quinteiro, de Podemos.

No niega que su postura -pactada previamente con el portavoz, Luís Villares- aviva el ruido en torno a En Marea, «pero o ruído non o iniciou Xoán Hermida, senón a actitude de Paula Quinteiro».

El grupo de Villares operará hasta el 22 de mayo con un diputado en un limbo legal

En los 36 años de vida del Parlamento gallego se vivió casi de todo: cambios de disciplina, mociones de censura, diputados encarándose a la policía mientras eran expulsados por no jurar la Constitución, representantes blandiendo su zapato desde el escaño como hizo Nikita Kruschev ante las Naciones Unidas e incluso un puñado de alcaldes de Ourense tomando el recinto parlamentario al asalto. Pero nadie hasta ahora se había marcado la carambola que el grupo En Marea dejará para los anales de la Cámara, con la toma de posesión de una especie de «diputado ausente», es decir, que sobre el papel ocupará su escaño con todos sus derechos en vigor, aunque renunciará al salario, a registrar iniciativas y a participar en las sesiones. En sí mismo, no es ni vieja ni nueva política, sino la negación misma de la política.

Bajo esta peculiar fórmula se convertirá Xoán Hermida en diputado, con el pretexto de presionar a su compañera de grupo Paula Quinteiro para que renuncie al acta y se marche a su casa, pues entiende, como Luís Villares, que no cumple con el código ético que se dio la organización.

Las fuentes consultadas en el Parlamento sostienen que Hermida ya es diputado autonómico a todos los efectos, desde que la junta electoral lo proclamó como tal el pasado día 20. Por tanto, goza de inviolabilidad parlamentaria y de aforamiento judicial. También tiene derecho a percibir un salario cercano a los 5.000 euros mensuales y a que el Parlamento le pague la Seguridad Social. Solo hay un inconveniente: los servicios de la Cámara necesitan para tal efecto un número de cuenta bancaria que todavía no le fue suministrado.

Este limbo legal en que operará el nuevo diputado de En Marea se tiene que acabar el próximo 22 de mayo. Ese día encarará su tercer pleno desde que tiene el acta y concluirá el plazo que tiene Hermida para jurar o prometer su cargo. Si no lo hace, perderá el escaño. Y puede que Quinteiro todavía continúe tranquila y aferrada a su escaño.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Hermida ve «transfuguismo» en la resistencia de Paula Quinteiro a dimitir