El Parlamento toma nota de la incorporación de Hermida como «diputado ausente» de En Marea

El electo pontevedrés remitió un escrito a la Cámara, en el que dice renunciar al salario y a los derechos y prerrogativas inherentes a su cargo


Santiago / La Voz

El pontevedrés Xoán Hermida, proclamado por la junta electoral como diputado electo de En Marea en sustitución del dimitido Juan Merlo, ha remitido este jueves un escrito al Parlamento gallego en que solicita su adscripción al grupo rupturista que dirige Luís Villares, a la vez que expresa su voluntad de ejercer como una especie de «diputado ausente», término acuñado por los servicios parlamentarios, pues en su comunicación también traslada su voluntad de renunciar a los derechos y prerrogativas que van asociadas al escaño, como el salario, la inviolabilidad o la aforamiento judicial.

Xoán Hermida se convertirá teóricamente en diputado, pero en la práctica no ejercerá como tal, pues en su día anunció públicamente que renunciaba al escaño -en caso de que dimitiera Paula Quinteiro-, debido a que él también mantuvo un incidente con la policía, en su caso no asociada a actos de vandalismo, sino por estacionar su vehículo en una zona restringida de la ciudad de Pontevedra.

El propio Hermida explicó en una comparecencia ofrecida en Pontevedra esa forma estrafalaria de hacerse cargo del acta de diputado solo tiene por finalidad forzar la dimisión de la diputada de Podemos Paula Quinteiro, pues tanto él mismo como el propio Luís Villares, así como la coordinadora de En Marea, consideran que quedó inhabilitada para continuar en el cargo una vez que hizo uso de condición de parlamentaria la noche que tuvo el incidente con la Policía Local de Santiago, que intentaba esclarecer si en la pandilla de la que formaba parte Quinteiro se ocultaban los autores de los destrozos de retrovisores de varios coches aparcados en la calle.

Por tanto, Xoán Hermida es formalmente diputado autonómico, como certificó la Mesa del Parlamento reunida este jueves al mediodía. Aunque él no lo desee, cobrará un salario por ellos y tendrá vigentes todos sus derechos y prerrogativas aunque, eso sí, deberán jurar o prometer su cargo durante una sesión plenaria. Y si transcurren tres plenos sin hacerlos -y ya pasó uno-, entonces perderá irremediablemente la condición de diputado.

Con la adscripción de Hermida, En Marea tendrá sobre el papel catorce diputados, los mismo que el PSdeG, pero en la práctica le cede terreno a los socialistas en la bancada izquierda, pues no ellos no estará activado en las sesiones parlamentarias ni en los debates que tengan lugar en la Cámara.

Hermida ocupará su escaño de forma provisional hasta que Quinteiro dimita

Susana Luaña

Evita tener que ir al grupo mixto y que En Marea pierda su liderazgo en la oposición

Xoán Hermida, número seis de En Marea por la provincia de Pontevedra, que debería sustituir a Juan Merlo en su escaño en el Parlamento de Galicia, llevaba días sin responder al requerimiento de la junta electoral para que tomara posesión de su acta, aunque tras el incidente que tuvo con la Policía Local de Pontevedra ya había adelantado que renunciaba a ella. Sin embargo, tampoco manifestó oficialmente su dimisión voluntaria, a la espera de que se resolviese el caso Quinteiro, ya que, fiel a la postura oficial de En Marea, se postuló a favor de la marcha de la diputada de la sección anticapitalista de Podemos. Pero esa dilación iba a tener sus consecuencias: si no se pronunciaba, en las horas siguientes la Mesa del Parlamento acordaría su inclusión en el grupo mixto. Para evitar que En Marea se quedase con 13 diputados y perdiese así su condición de primera fuerza política en la oposición, pero también para presionar a Paula Quinteiro, acordó con Luís Villares que tomaría posesión del escaño, pero solo de forma provisional.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Parlamento toma nota de la incorporación de Hermida como «diputado ausente» de En Marea