Una primavera con invierno y verano

Hoy será una nueva jornada de cielo despejado y temperaturas altas, especialmente en el interior de la comunidad, pero esta tarde podrían aparecer tormentas

.

redacción / la voz

El concepto de estación varía con la latitud. Por ejemplo, en el Ecuador del planeta solo existen dos períodos climáticos bien diferenciados, uno húmedo y otro más seco. En el caso de los polos hay seis meses de luz y otros tantos de oscuridad. Desde un punto de vista meteorológico, solo en las latitudes medias de la Tierra, donde se encuentra Galicia, existen cuatro estaciones, etapas de transición entre las épocas más gélidas y más cálidas del año.

En primavera, el frío del invierno comienza a retirarse hacia el norte y el calor del verano entra en escena. La estación primaveral se caracteriza sobre todo por un tiempo cambiante. Este año, sin embargo, la primavera no ha aparecido todavía por Galicia, aunque se la espera porque tiene dos meses por delante. Hasta hace unos días las condiciones eran propias del invierno, con temperaturas bajas para la época y con lluvias por encima de la media. Solo hay que recordar que marzo ha sido extremadamente húmedo y muy frío según el balance mensual de la Agencia Estatal de Meteorología. Y en abril, de los 19 días que ya se han consumido, en 16 ha llovido.

La rotura del vórtice polar a finales de enero, cubrió el hemisferio norte de aire muy gélido, el alimento de las borrascas. En este contexto las bajas presiones se hicieron fuertes y han estado llegando sin parar una detrás de otra. La última que se ha formado en el Atlántico, Irene, ha adelantado el reloj climatológico en Galicia. En unas horas hemos pasado del invierno al verano sin necesidad de pasar por la primavera. Ayer fue el día más cálido de todo el año. Las máximas superaron los treinta grados en la provincia de Ourense y se alcanzaron los 25 grados en las cuatro provincias. En algunos puntos de la comunidad, la anomalía positiva (valores por encima de la media en el mes de abril) superó incluso los diez grados.

Hoy será una nueva jornada de cielo despejado y temperaturas altas, especialmente en el interior de la comunidad. El buen tiempo viene provocado por la presencia de un anticiclón y no de una borrasca. Esto quiere decir que desaparecen los vientos del sur y también el aire africano. En su lugar regresa el nordés, asociado a la influencia de las altas presiones en Galicia. Ese viento de componente norte provocará un ligero descenso de las temperaturas máximas en la mitad norte, aunque mantendrán valores muy agradables. La configuración prevista para las próximas horas es lo más parecido a la primavera que se ha visto hasta el momento. De hecho, esta tarde podrían aparecer tormentas en muchas localidades del interior. Los sistemas tormentosos aparecen con frecuencia en la estación primaveral porque su formación requiere de aire cálido en superficie y frío en las capas altas de la atmósfera.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Una primavera con invierno y verano