En Marea aplaza una junta para evitar más colisiones por el caso Quinteiro

La crisis se dilata sin que la dimisión de Merlo haga mella en la postura de la diputada

Villares y Santos cortando un roscón de Reyes en enero
Villares y Santos cortando un roscón de Reyes en enero

Santiago / La Voz

La semana pasada se reunió la coordinadora de En Marea y no incluyó en el orden del día la posible consulta a las bases para que se pronuncien sobre el futuro político de la diputada Paula Quinteiro. Esta semana ni siquiera habrá reunión, por lo que los órganos del partido instrumental siguen dilatando la resolución de una crisis que su líder, Luís Villares, confía a la «reflexión» de la diputada. Pero la diputada, al parecer, no reflexiona, o al menos no ha dado muestra alguna de cambiar de opinión y de hacer caso a quien le pide su renuncia, y ni siquiera la dimisión de su compañero de filas Juan Merlo ha modificado ni un ápice su postura.

Así que por mucho que Villares insista en que no hay plazos para hacer la consulta porque no se quiere someter a Quinteiro a un ultimátum, el silencio de la diputada obligará a los órganos del partido a mover ficha si no quieren que la situación actual se eternice, lo que no solo cuestionaría el liderazgo del propio Villares, sino también la validez de los órganos de decisión del partido. Esta vez, la excusa para no convocar a la coordinadora, que se reúne casi todos los miércoles, es que no había cuórum.

Las presiones del grupo parlamentario -casi siempre en boca de Carmen Santos- para que no se haga la consulta tienen mucho que ver con esas reiteradas dilaciones. Si por una parte están la mayoría de los diputados -once frente a tres- en contra de la pregunta porque creen que se somete a la diputada a un juicio sumarísimo pasando por alto su presunción de inocencia, por otra están los distintos pareceres dentro del partido, donde, si bien la mayoría están de acuerdo en que Quinteiro debe dimitir, no todos comparten la consulta, al entender que tensionará más al partido y que, sea cual sea el resultado, no cambiará demasiado las cosas, porque la renuncia de la diputada es personal y puede seguir haciendo caso omiso a unos órganos que ella no reconoce.

A todo ello se suma la presión de quienes consideran que la consulta a las bases no tiene nada que ver con la puesta en marcha de un proceso revocatorio. Lo ha dicho en reiteradas ocasiones Carmen Santos a pesar de que ella no forma parte de En Marea. El lunes, incluso cuestionó la validez de la consulta porque el número de inscritos de En Marea apenas supera los dos mil. Curiosamente, y en relación al caso Cifuentes, su compañero de partido Juan Carlos Monedero decía esta martes en un tuit que «las bases son el ADN de Podemos».

Merlo hace efectiva su renuncia sin que se aclare quién lo sustituirá

Juan Merlo ratificó este martes ante la Mesa del Parlamento de Galicia su renuncia como diputado por figurar en su currículo como ingeniero cuando no tiene la titulación, a lo que se sumará también su dimisión como secretario de organización de Podemos. Con ese trámite se pone en marcha el proceso para su relevo, con el envío de las credenciales al siguiente candidato de la lista de En Marea por la provincia de Pontevedra, que es Xosé Hermida. Pero como Hermida ya había anunciado su renuncia tras hacerse público un incidente que tuvo con la Policía Local de Pontevedra, el acta recaería en la número 7, Julia Torregrosa, responsable de educación en Podemos Galicia, quien de momento mantiene silencio y no se pronuncia sobre si aceptaría el asiento que le corresponde en el Parlamento de Galicia.  

Un histórico en la izquierda

Si Torregrosa renuncia, o si finalmente Quinteiro presenta su dimisión, las puertas de O Hórreo quedarían abiertas a Mariano Abalo Costa, histórico dirigente de la izquierda en Galicia y veterano edil en la corporación local de Cangas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

En Marea aplaza una junta para evitar más colisiones por el caso Quinteiro