La dimisión de Juan Merlo acorrala todavía más a la diputada Quinteiro

Paula Quinteiro protagonizó hace un mes un incidente con la policía

.

redacción / la voz

A unas horas de que el incidente con la policía que puso contra las cuerdas a la diputada Paula Quinteiro cumpla un mes -ocurrió el sábado 17 de marzo-, la parlamentaria de En Marea resiste. Ha sorteado cada ataque y cada invitación a dimitir que le fueron planteados durante estas semanas y su tropiezo parece haber tenido más consecuencias sobre la unidad del grupo parlamentario que la sostiene que sobre ella misma.

Sus compañeros de grupo y de partido llevan todo este tiempo enzarzados en el debate de si debe o no dimitir, mientras ella ha optado por mantenerse en un perfil bajo; y cuando parecía que En Marea se iba a eternizar en este callejón sin salida, el efecto Cifuentes ha llegado a dar una nueva sacudida al caso. La diputada Quinteiro no tiene un máster, pero el escándalo del supuesto título de la presidenta madrileña amenaza con salpicarla.

Los efectos del asunto Cifuentes se cobraban el viernes una dimisión en Galicia. El diputado de Podemos Juan Merlo, compañero de bancada de Quinteiro, reconocía que en su currículo figuraba un título que no tiene, el de ingeniero, y presentaba su dimisión «con bochorno e vergoña». La decisión de Merlo, que tenía previsto presentar hoy su renuncia formal en O Hórreo, no solo lo aparta de su escaño en el Parlamento de Galicia, sino también de su cargo como secretario de organización de Podemos. Su marcha abre el interrogante de si Paula Quinteiro, diputada de En Marea e integrante de Podemos, igual que lo era Merlo, podrá seguir aferrándose a su asiento en O Hórreo. Sus defensores, de esto no hay duda, lo tendrán más difícil para justificar que Merlo haya tenido que dimitir por inflar su currículo mientras ella se mantiene tras un altercado con la policía. Máxime cuando la persona que estaba llamada a sustituirla tras su dimisión, el pontevedrés Xosé Hermida, también renunció a hacerlo al verse envuelto en otro altercado policial que él, sin embargo, niega.

El atestado del incidente de Paula Quinteiro: tres coches con retrovisores rotos, insultos y un «eu son deputada»

Mario Beramendi
.

«Tedes que saber que eu teño un réxime especial; vou interpoñer unha interpelación parlamentaria pola actuación policial», transcribieron los agentes sobre las palabras de la representante de En Marea

El atestado redactado por la Policía Local de Santiago en la madrugada del sábado revela que tres de los coches estacionados en la rúa Pitelos tenían el retrovisor derecho roto y que otros vehículos presentaban los espejos movidos, sin mayores desperfectos. Eso fue lo que se encontraron los agentes una vez que se presentaron en el lugar de los hechos tras ser alertados por la llamada de un vecino. Sin embargo, previamente y dada la gravedad del caso, los agentes se habían dirigido a un grupo de jóvenes cuyas características se correspondían con la descripción hecha por el denunciante de la llamada, quien había identificado en la pandilla a un joven que vestía una gorra de color verde.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
21 votos
Comentarios

La dimisión de Juan Merlo acorrala todavía más a la diputada Quinteiro