A Coruña / La voz

El gobierno local de la Marea Atlántica en A Coruña iniciará hoy el procedimiento para anular la compra de un ático a Toni Lodeiro Zas, un firmante del manifiesto y colaborador del partido que desde el 2015 trabaja como consultor para el gobierno municipal de Ada Colau en Barcelona.

La decisión se produce a instancias de un informe jurídico que considera nula la compra del ático y arroja dudas sobre otra propiedad. Llega después de dos meses en los que el alcalde Xulio Ferreiro y su equipo han negado cualquier irregularidad, e incluso de error, en la operación; a pesar de que toda la oposición (PP, PSOE y BNG) denunció que ese inmueble, y otro más adquirido a Lodeiro por 91.290 euros, incumplían las bases del concurso.

El gobierno local mantuvo esa postura sin aportar ningún informe que aclarase las presuntas irregularidades, asegurando que solo se trataba de una campaña de desprestigio contra ellos.

Su principal escudo fue un escrito firmado por parte de los funcionarios que participaron en el proceso, en el que decían que no sufrieron presiones políticas.

La oposición forzó a finales de febrero la comparecencia en comisión de los dos concejales implicados en el procedimiento: Alberto Lema, el titular de Contratación que firmó las compras, y Xiao Varela, responsable de Urbanismo que gestionó el concurso de adquisición. Aunque en público continuaron negando cualquier deficiencia, en las comisiones admitieron posibles errores en numerosas ocasiones, aunque los atribuyeron en todo momento a los citados funcionarios que participaron en el procedimiento.

Tras una de esas comisiones, en medio de la presión de la oposición y de una creciente polémica pública, Varela anunció que encargarían a la asesoría jurídica un informe sobre el concurso.

Más posibles irregularidades

El documento se hizo público ayer, después de más de un mes. Está firmado por Marta García Pérez, directora de la asesoría, un cargo de confianza nombrado directamente por el alcalde.

Aunque las considera subsanables, el informe no descarta todas las posibles irregularidades que ha denunciado la oposición, como que la estancia principal no llega a los 8 metros cuadrados que exigían las bases del concurso, pero además añade otras nuevas.

El piso comprado a Lodeiro por 54.575 euros es un ático sin ascensor en una cuarta planta de la calle Joaquín Martín Martínez. Está registrado como «local comercial» y «oficinas». Según el informe de la asesoría jurídica, no podrá transformarse en vivienda ni siquiera haciendo obras, porque su techo se quedaría a 2,48 metros de altura, cuando la normativa exige que tenga 2,5 metros. Por esa causa, concluye que está incurso en una «infracción urbanística no legalizable» y su compra debe anularse.

Otros defectos del concurso

El otro inmueble vendido por Lodeiro, un tercero de la calle Santander, incumple según el informe la exigencia de que uno de sus dormitorios tenga ventana a la vía publica. La tiene, pero da a un patio. La asesoría considera que se trata de un error subsanable, por lo que no insta a anular la compra. Además, el informe ha detectado que otro inmueble, un tercero de la calle de la Barrera, presenta una irregularidad similar y, además, a pesar de que tiene más de 50 años, no se hizo un informe de revisión técnica antes de comprarlo. Pese a ello, la asesora jurídica no insta a anular su adquisición, pero el gobierno local, según anunció el concejal Xiao Varela, ha decidido que también la someterá a revisión.

Fue Varela el encargado de anunciar la decisión del gobierno local de anular las dos compras. Su intención es que el Consello Consultivo, cuyo informe es vinculante, revise la adquisición de los inmuebles de las calle Joaquín Martín Martínez y Barrera. Pero PP y PSOE han anunciado que quieren que se envíe el expediente completo a esa institución, y todo indica que hoy en el pleno impondrán esa decisión al gobierno de Xulio Ferreiro.

El alcalde ha sido muy criticado porque no convocó la sesión para estudiar el asunto en el plazo que prevé el reglamento municipal, y tuvo que hacerlo el secretario del Ayuntamiento.

«Amordazar a la oposición»

La sesión fue solicitada por el grupo municipal del PP. Su portavoz, Rosa Gallego, denunció ayer que el regidor ha decidido de forma unilateral «recortar a la mitad» el tiempo de intervención que tendrán los grupos.

En el anterior pleno requerido por la oposición, los partidos dispusieron de un primer turno de diez minutos y otro de cinco. Según criticó Gallego, esta vez dispondrán de cinco minutos y dos minutos y medio, lo que consideró un intento de «amordazar» a los grupos de la oposición «para que se hable lo menos posible de un asunto de tal gravedad».

La portavoz del PP reiteró que se han producido irregularidades en la adquisición de los inmuebles del firmante de la Marea, y subrayó que la compra de ambos es «nula de pleno derecho».

La oposición también ha denunciado que el gobierno local compró los dos inmuebles a Lodeiro, pagándole los 145.865 euros, antes de que la resolución de compra se publicase en el Boletín Oficial de la Provincia, a pesar de que ese trámite era obligatorio, según los documentos firmados por los dos concejales que pilotaron el procedimiento.

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La presión fuerza a la Marea coruñesa a anular la compra de un ático a un afín