Cada día más de 5.000 pacientes dejan de ir a su cita en el hospital o el ambulatorio

Incluso en las operaciones de cirugía en torno al 0,75 % de los enfermos no aparecen

Foto de archivo del traslado de un paciente en cama por un pasillo del hospital de Monforte.
Foto de archivo del traslado de un paciente en cama por un pasillo del hospital de Monforte.

Santiago / La Voz

Cada día laborable se pierden en el Sergas unas 5.170 consultas porque los pacientes no acuden. De ellas, 3.420 inasistencias se contabilizan en atención primaria, y unas 1.750 en los hospitales. El porcentaje de usuarios que no acuden a una consulta programada es muy superior en atención especializada, con un 8,58 % de los citados -en el 2017 hubo 5,1 millones-; mientras que en el caso de los centros de salud este absentismo baja al 3,32 % -sobre un total de 26,1 millones-.

El Servizo Galego de Saúde quiere reducir este porcentaje y recuerda que, si alguien no puede acudir, hay vías para cancelar la consulta «de xeito que ese tempo se lle poida dedicar a outra persoa», apuntan. Existe un teléfono único que está operativo las 24 horas del día y en el caso de primaria las citas pueden anularse por Internet, del mismo modo que se solicitan o modifican. Desde hace unos años se habilitó también un sistema de recordatorio a través de mensajes SMS, al que los ciudadanos pueden suscribirse en el caso de las consultas hospitalarias.

¿Y por qué no acuden los enfermos a sus citas? Teniendo en cuenta las demoras para una consulta con el especialista, es difícil entender que se pierdan, pero detrás hay motivos heterogéneos, y probablemente sean anecdóticos los casos en los que hay mala fe. Una tesis de la Universidad de Málaga analizó en el año 2015 los motivos del absentismo en las consultas hospitalarias. Y lo cierto es que las conclusiones culpan más a la Administración sanitaria que a los usuarios.

Esta investigación refleja que los pacientes jóvenes que habitualmente no frecuentan el hospital son el grupo de mayor riesgo de ausencia a las citas programadas. Ni el tipo de centro ni el de consulta explican una mayor o menor inasistencia, pero sí la demora. Es decir, a mayor lista de espera, más posibilidades de no acudir «en una relación significativa». Tampoco la distancia al hospital desde la localidad del paciente, la ocupación o las cargas familiares condicionan una mayor o menor asistencia, pero sí se achaca este absentismo al fallo en las comunicaciones. Es decir, que un buen sistema para recordar citas o una mejora del sistema de comunicación evitarían tantas citas perdidas.

No solo se pierden consultas con el especialista o pruebas diagnósticas. Aunque resulte extraño, también hay enfermos que no se presentan en el quirófano el día que tenían programada una operación. Y no son pocos. Sí en porcentaje, en torno al 0,75 % del total -hay años, como el 2015, en los que se llegó al 0,80 %, y otros, como este primer trimestre del 2018, en los que se bajó al 0,72 %-, pero si se tiene en cuenta que en el 2017 se realizaron unas 200.000 operaciones, el número es llamativo. Eso sí, habría que descontar de estas 200.000 las intervenciones urgentes, que no se incluyen en los porcentajes.

Dermatología, a la cabeza

El Sergas no tiene una respuesta para explicar la falta de los pacientes a sus consultas. «No hay una clara causalidad ni en consultas externas hospitalarias ni en cirugía ni en atención primaria». Tampoco cree que en función de la especialidad haya más o menos inasistencias, porque los datos no son constantes a lo largo de los años. Como orientación, en el 2017, y dentro de las especialidades con más demanda, las que registraron más absentismo fueron dermatología y psiquiatría y las que menos, otorrino y neumología. En el caso de las operaciones, el año pasado los pacientes que más faltaron fueron los que se iban a someter a cirugía maxilofacial y a dermatológica, mientras que donde hubo menos inasistencia fue en ginecología. Dermatología, por lo tanto, encabeza ambos ránkings.

Revisiones

La Consellería de Sanidade insiste en que cada vez se potencian más los procesos para la solicitud, consulta y recordatorio de las citas de primaria y hospitalaria, tanto en la web del Sergas como en los aplicativos informáticos. También asegura que, si un paciente tiene una cita pendiente pero una urgencia obliga a atenderlo antes, el sistema realiza «comprobaciones y revisiones», para evitar que se pierden consultas, «ayudado por las herramientas electrónicas diseñadas al efecto», explican.

«O máis habitual que vemos nós é que ao doente lle cambien a consulta e non o avisen»

Fernando Abraldes, da Asociación de Pacientes do CHUS, di que non funcionan os mecanismos de modificación de citas

 

Que un doente se esqueza de que ten cita en dermatoloxía, por moitos meses que leve esperando, é inusual. Polo menos iso é o que aprecian na Asociación de Pacientes e Usuarios do CHUS, onde o seu presidente, Fernando Abraldes, asegura que o problema principal soe ser que non funcionan os mecanismos de modificación ou anulación de consultas.

-En case o 9 % das consultas de hospital non aparece o doente, ¿a que pode deberse?

-A información que temos nós de cando os pacientes non acoden a citas é porque non funcionan os mecanismos de anulación ou modificación de cita, é unha das cousas que nos comentan habitualmente. A xente non se esquece, porque leva moita esperando pola súa cita. O máis habitual é que lle cambien a consulta e non o avisen.

-¿En que sentido?

-Cando por calquera razón o servizo de admisión ten que modificar un cita programada, non se lle avisa ao paciente axeitadamente. Ás veces chámase unha vez, e se o doente non colle o teléfono pode ser que vaia á cita que tiña inicialmente programada, e lle digan alí que está anulada. Ademais o paciente non pode acreditar de maneira efectiva que non o chamaran ou que so tiña unha chamada perdida. Ese é o motivo máis habitual de inasistencia. Si pode haber casos de persoas que ao mellor teñan unha doenza relacionada coa perda da memoria recente e aos que se lles pase a consulta porque xa esquecen cousas.

-¿Como evitar isto?

-Ten que haber algún tipo de mecanismo de reiteración para poder modificar a data programada, e non modificala ata que non se cumpren estes mecanismos. Noutros procedementos administrativos hai procesos regulados nos que para notificar un acto precisas intentalo polo menos dúas veces en días distintos e en horas distintas, e iso non está establecido no ámbito sanitario. Non hai normativa, e resulta curioso porque o tema da saúde é un ben público que require ampla protección, e a protección garántese a través de procedementos regrados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
24 votos
Comentarios

Cada día más de 5.000 pacientes dejan de ir a su cita en el hospital o el ambulatorio