Almuíña presume de que la sanidad gallega bajó cuatro puestos en el grado de privatización


santiago / la voz

El conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuíña, compareció ayer a petición propia ante el Parlamento para informar de la implantación de la categoría estatutaria de enfermero especialista, aunque los grupos de la oposición convirtieron el debate posterior en una causa general sobre la creciente privatización y externalización de servicios de la sanidad pública. Es un extremo negado por el también responsable político del Servizo Galego de Saúde, que sacó a colación un informe publicado por la federación de asociaciones de defensa de la sanidad pública para resaltar que Galicia bajó «catro postos dende o 2014» el grado de privatización del sistema de salud.

Almuíña se aferró al citado informe, matizando que la federación que lo elaboró no era precisamente progubernamental, para remarcar que Galicia está en una posición «intermedia» en grado de privatización de la sanidad, en el mismo grupo que Aragón, Navarra, Andalucía o Valencia, y por debajo del grupo más privatizador, que forman Madrid, Cataluña, Baleares, Canarias y el País Vasco.

Otro elemento que sacó a relucir el conselleiro son los conciertos sanitarios con entidades privadas, que se mantienen prácticamente estabilizados. Es más, dijo que en el año 2008, con el bipartito de PSOE y BNG, se destinaban 216 millones de euros a este fin, mientras que la partida de este año es de 205,5 millones.

Área de A Coruña

Las tres fuerzas de la oposición, En Marea, PSdeG y BNG, también aprovecharon el debate para criticar la actuación de la Xunta por la publicación del expediente de contratación de asistencia sanitaria especializada a pacientes «protexidos» en el área que abarca la EOXI o estructura de gestión integrada de A Coruña.

Eva Solla (En Marea) denunció que es la primera vez que «privatizan» este servicio durante cuatro años por un valor de 97 millones de euros, mientras el socialista Julio Torrado apeló a las recomendaciones del Consello de Costas para asegurar que este tipo de externalizaciones deberían ser «excepcionais». Más taxativa, Montse Prado (BNG) acusó a la Xunta de «venderlle todo á sanidade privada». Vázquez Almuíña puso de relieve que los conciertos, como el del área de gestión integrada de A Coruña, llevan haciéndose «dende hai décadas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Almuíña presume de que la sanidad gallega bajó cuatro puestos en el grado de privatización