Emboscan con ramas a un conductor en Pontevedra para desvalijarlo

«¡Dame todo! ¿O quieres que te matemos?», le gritó uno de los tres delincuentes

Imagen de archivo de la carretera PO-531

Pontevedra / La voz

Como si del asalto a un carruaje de caballos se tratara, este viernes tres ladrones emboscaron a un conductor que circulaba por la PO-531, la carretera que une Pontevedra con Vilagarcía, en las inmediaciones del asentamiento marginal de O Vao, en Poio. En torno a las once de la mañana, un conductor se encontró sorpresivamente con un serie de ramas cruzadas sobre la carretera que obstaculizaban el paso, por lo que se vio obligado a detener el vehículo.

Nada más apearse para retirar este obstáculo de la calzada, tres personas que estaban ocultas hasta entonces lo rodearon amenazadoramente, al tiempo que uno de ellos le gritaba: «¡Dame todo! ¿O quieres que te matemos?», mientras comenzó a propinarle una sucesión de patadas y puñetazos que terminaron con la víctima por los suelos.

Sin apenas poder defenderse, sus atacantes aprovecharon para arrancarle la cadena de oro que llevaba colgada al cuello para, acto seguido, introducirse dentro del coche y sustraer el móvil que guardaba en una riñonera. Consumado el robo, los agresores huyeron, según distintas fuentes, en dirección al poblado de O Vao.

La víctima denunció lo ocurrido en la comisaría, de tal modo que la Policía Nacional abrió una investigación que dio sus frutos al cabo de unas horas con el arresto de uno de los tres sospechosos del asalto. Se trata de un joven de 20 años, vecino del mencionado asentamiento marginal y con varios antecedentes policiales a sus espaldas.

Tras ser puesto a disposición judicial en el juzgado de guardia de Pontevedra como presunto autor de un robo con intimidación, ayer trascendió que había quedado en libertad con cargos.

Las sospechas de la Policía Nacional apuntan a que este joven está implicado en distintos robos ocurridos en los últimos meses en la comarca de Pontevedra, algunos de los cuales tuvieron como víctimas a peregrinos que realizaban el Camino de Santiago. De hecho, las fuentes extraoficiales aludieron ayer a que se aprovechan de los despistes de los caminantes que se dirigen a la capital gallega.

De este modo, las investigaciones se centran en peregrinos que se desvían de la ruta jacobea, aproximándose demasiado al poblado. En las denuncias se refiere que es entonces cuando los abordan para atracarlos y sustraerles los objetos de valor que llevan. No ha trascendido, sin embargo, si en estos episodios echaron mano de la violencia para consumar los robos.

Repartidores de pizzas

De igual modo que se cree que el arrestado ha participado en estos golpes, también se sospecha que se ha visto envuelto en asaltos a repartidores de pizza a domicilio. En estos casos, el modus operandi habitual es el de realizar un pedido de varias pizzas en un establecimiento hostelero de Poio o de Pontevedra y dar una dirección ubicada en las proximidades del poblado, de tal modo que cuando el repartidor se dispone a entregar la comida es asaltado.

Es habitual que, en estas situaciones, actúen de manera coordinada varios ladrones. De este modo, mientras uno de ellos echa mano de las pizzas para emprender la huida a la carrera, sus compinches aprovechan para sustraer el dinero que el repartidor lleva encima amenazándolo con armas blancas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Emboscan con ramas a un conductor en Pontevedra para desvalijarlo