El Sergas pagará más a los médicos «implicados con la organización»

La carrera profesional valorará este compromiso a la hora de abonar nuevos grados


Santiago / la voz

Poco a poco se va conociendo más de la carrera profesional del personal del Sergas, un itinerario que les permitirá ir alcanzando grados -y por lo tanto un complemento económico- a medida que vayan acumulando antigüedad, y siempre que cumplan ciertos méritos. De la propuesta, aunque está todavía en fase de borrador, se sabía ya los años necesarios para ir alcanzando los diferentes niveles -de 23 a 25 en función de la categoría para lograr el grado más experto-, y en la reunión mantenida ayer entre los sindicatos y el Sergas se dio a conocer a grandes rasgos el baremo, es decir, qué se les pedirá a los profesionales para autorizar este paso en la carrera.

En el caso de los licenciados, mayoritariamente médicos, el peso se lo lleva la actividad asistencial, es decir, el desempeño clínico. En los primeros niveles, de los 100 puntos totales 55 se concederán en función de esta variable, y después algo menos. Pero Sanidade no solo valorará esta actividad, sino también la competencia asistencial; la formación continuada; la docencia, investigación e innovación, e incluso «la implicación y el compromiso con la organización». Es decir, que esta implicación con el sistema contabilizará a la hora de conceder los niveles del itinerario profesional.

La puntuación máxima que pueden conseguir los profesionales es de 100 puntos, pero para pasar de grado se necesitan al menos 60 en el nivel I, 65 en el II, 70 en el III y 75 en el IV.

Respecto a la última reunión, la Administración sanitaria ha hecho cambios en el borrador. Una de las cuestiones más criticadas por los sindicatos era la reversibilidad, es decir, que un profesional que alcance un nivel de carrera lo pierda por uno de estos tres motivos: falta grave o muy grave, bajo rendimiento o, en el grado IV, no superar una evaluación a los ocho años. Sanidade ha aceptado matizar dos de estos puntos. El último lo ha eliminado, por lo que ya no habrá evaluación a los ocho años, mientras que en el caso de la falta de rendimiento, un aspecto muy criticado por las organizaciones sindicales, ha suavizado el documento al establecer que debe ser una disminución de rendimiento «prolongada» y centrada en el área I del baremo, es decir, en la actividad asistencial.

Menor exigencia de antigüedad

Otro de los logros de los sindicatos ha sido reducir los años que se pedía a los profesionales para el entronque -que es como denominan el sistema de acceso extraordinario a la carrera para el personal que no empezó desde cero-, ya que en aquellos que no tenían ningún grado reconocido el requisito de tener plaza en propiedad baja de tres años a uno. Lo que no han conseguido del Sergas es que la carrera profesional se aplique al personal interino y temporal -Sanidade solo la contempla para el que tiene plaza en propiedad- ni que se reduzcan los años que hay que pasar entre un nivel y otro.

Cuantía económica

También falta en esta negociación la cuantía económica, es decir, saber cuánto dinero supondrá pasar de un grado a otro. Los sindicatos no están dispuestos a permitir que sea menos que lo que perciben los profesionales que en su momento tuvieron carrera extraordinaria, que en el caso de los médicos es de 3.000 euros al año por grado -es decir, 12.000 en el caso de tener los cuatro-, unos 1.600 para los enfermeros, 925 para auxiliares de enfermería y 725 para celadores.

Siete vocales, entre ellos representantes de la dirección y de los sindicatos

Los encargados de evaluar a los más de 22.000 trabajadores que el Sergas estima que opten a esta carrera profesional serán los miembros del órgano evaluador, formados por al menos siete personas entre las que se incluyen representantes de la dirección, de los sindicatos y del servicio o el área de trabajo del personal evaluado. Las organizaciones sindicales se han negado a que en esos comités estén representados los colegios profesionales y las sociedades científicas, como proponía la Administración.

La negociación debe agilizarse en las próximas semanas porque el reconocimiento de grados comenzará ya en el primer semestre del 2018. No así la retribución económica correspondiente, que se aplazará hasta el 1 de enero del 2019.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Tags
Comentarios

El Sergas pagará más a los médicos «implicados con la organización»