En Marea intenta silenciar el incidente de Paula Quinteiro

Antón Sánchez: «Hai que reducir o ruído e actuar con eficacia»


santiago / la voz

Apelar a la prudencia, no alimentar el ruido mediático y actuar con eficacia. Esa es la hoja de ruta de una gran parte de los diputados que conforman el grupo parlamentario de En Marea, que tratan ahora de silenciar el caso de Paula Quinteiro para que cicatrice, de forma que se evite la dimisión de la diputada que intentó hacer valer su acta en un altercado con la Policía Local de Santiago de madrugada. Que renuncie es la apuesta del portavoz, Luís Villares, y de solo dos de sus compañeros entre un grupo de catorce. A Villares lo apoyan Paula Verao y David Rodríguez.

Después de una comparecencia parlamentaria, el viceportavoz del grupo, Antón Sánchez, hizo un llamamiento a «reducir o ruído» en el seno del partido instrumental para «actuar con eficacia». El diputado, que es miembro de Anova, se mostró contrario a la propuesta de consultar a las bases sobre la permanencia de Paula Quinteiro como diputada y apostó por utilizar los procesos reglados para resolver el asunto con todas las garantías. Sánchez se remitió al acuerdo parlamentario ya adoptado por el grupo, en el que de forma mayoritaria se decidió la apertura de un expediente informativo. En aquella ocasión, Luís Villares se abstuvo, y Paula Verao y David Rodríguez votaron en contra.

«Isto non se resolve con cruces de declaracións nos medios de comunicación», dijo Sánchez, que apuesta, junto a Esquerda Unida y Podemos, por el acuerdo del grupo y que es contrario a la consulta telemática que plantea la ejecutiva del partido instrumental, llamada consello das mareas, y donde Villares sí tiene el control. En el Parlamento gallego, el resto de las fuerzas de la oposición tratan también de no hacer excesivo ruido con este caso. Ana Pontón, portavoz del BNG, se remite a lo que ya expresó esta semana, y que era mostrar su deseo de un pronto desenlace. «É unha cuestión interna que espero saiban dilucidar da mellor maneira posible», dijo.

El secretario xeral del PPdeG, Miguel Tellado, dedicó gran parte de su rueda de prensa ayer a En Marea. El dirigente popular vaticinó incluso que este fin de semana se producirá la primera baja en el grupo parlamentario, que «o se marcha» la diputada o «se va el portavoz Luís Villares», dijo en relación con la semana de plazo que el portavoz de En Marea había dado a Quinteiro.

Lo que no podría ocurrir es que Villares expulse a Quinteiro, porque el reglamento del Parlamento no permite que el portavoz de un grupo expulse a ninguno de sus integrantes. Aunque fuentes parlamentarias consultadas por Europa Press dijeron que, si se produjese, estudiarían la petición y darían una solución acorde a derecho.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

En Marea intenta silenciar el incidente de Paula Quinteiro