«El derrumbe del PP no lo salva ni Feijoo, aunque él ofrezca otro tono»

El fontanero del partido emergente está en Galicia para presentar una estructura que dé respuestas a cuestiones cercanas


santiago / la voz

José Manuel Villegas (Barcelona, 1968) está en Galicia para participar en el comité autonómico de Ciudadanos. Por las cañerías naranjas todo fluye, pero este licenciado en Derecho ejerce de fontanero por horas para generar estructuras «de partido grande» que les permitan dar respuestas cercanas «que hace solo un año y medio» no tenían. Esa organización territorial será la que maneje en los próximos meses los nombres propios de alcaldables y los posicionamientos en una comunidad que, admite, se les resiste.

-Entrevistar a un dirigente de Ciudadanos es diferente. Ciertamente no se conocen aún sus opiniones sobre ciertos asuntos.

-Eso es bueno, en España estamos acostumbrados a los partidos dogmáticos con todo predefinido y sin capacidad de salir de sus posiciones de partida.

-Con ustedes ocurre algo extraordinario en Galicia: están ganando espacio político sin candidatos. ¿Cómo se explica?

-Eso habla de un buen trabajo de la marca. La gente, más allá de los candidatos o los personalismos, tiene ganas de cambio y de aire fresco.

-Aquí pincharon en las autonómicas: ¿la ola es más pequeña?

-Partimos de una posición de más dificultad, pero el salto es igual o mejor que en otras comunidades. Ahora superamos los 5.000 inscritos entre afiliados y simpatizantes.

-¿Cuándo vamos a ponerle rostros a Ciudadanos en Galicia?

-Vamos a hacer procesos de primarias y la presentación de candidatos será en enero del 2019. No es bueno ponerse en modo campaña un año antes de las elecciones.

-¿Cómo va a ser esa elección?

-En nuestro partido está estipulado que haya primarias si hay suficientes inscritos para elegir.

-Han tocado a un exconselleiro del PP: ¿esa va a ser la tónica?

-No entraré en nombres concretos, pero dudo que estemos tocando a nadie. O más bien, lo niego. Lo que sí que va a pasar es que va a venir gente nueva. El 95 % llegarán de su casa, y otros tendrán un pasado en el PP o en el PSOE. Si vienen a trabajar y son compatibles, bienvenidos sean.

-En las ciudades gallegas hay listas más votadas de todos los partidos: ¿tendrán un criterio general para pactar o apoyar?

-Primero veamos hasta dónde llega Ciudadanos, y después, aunque existan unos criterios generales, como tratar de apoyar al partido más votado, tendrá nuestro respaldo el que más se acerque a nuestros postulados.

-Descartamos entonces a En Marea y el BNG.

-Es que es imposible. Representan el populismo y el nacionalismo, que es lo que queremos combatir desde el centro liberal.

-Su líder en Galicia, Olga Louzao, dice que Feijoo tiene un discurso muy próximo al de Ciudadanos: ¿no será al revés?

-[Risas]. Feijoo representa en Galicia a un partido viejo y agotado con un discurso y formas diferentes. Quiere ofrecer otra cara para intentar salvarse del derrumbe, pero el derrumbe del PP no lo salva ni Feijoo, aunque él tenga otro tono.

-¿A quién preferiría de rival para Rivera, a Rajoy o a Feijoo?

-Nos da igual. Las ganas de aire fresco son estructurales, no llega con un cambio de cara. Aunque tengo dudas de que Rajoy se deje sustituir.

-¿Se entenderían Rivera y Feijoo?

-Rajoy lleva 40 años en política en un partido con irregularidades graves, eso genera dificultades añadidas. Pero tampoco Feijoo es un recién llegado.

-Una pregunta concreta: AVE a Galicia, ¿sí o no?

-Es importante que llegue el AVE, pero tampoco creo que haya que esperar otros diez años para solventar las deficiencias ferroviarias internas. Igual hay que buscar soluciones más rápidas, convencionales y baratas para unir las principales ciudades.

«Si a Puigdemont le quedase un poco de vergüenza, debería venir a España y presentarse ante la Justicia»

Desde que Villegas aterrizó en Lavacolla hasta que llegó a la sede de Ciudadanos se supo que el caso Cifuentes se judicializaba y que Puigdemont salía en libertad.

-Le podría hacer mil preguntas sobre Cataluña, pero la actualidad manda.

-Nos caracterizamos por respetar lo que digan los tribunales, ya sea en España o en Alemania, y estaremos a la espera. Lo que creo es que, si al señor Puigdemont le queda un poco de vergüenza, debería venir y presentarse ante la Justicia para dilucidar sus responsabilidades, como cualquier otra persona.

-Seguro que hablo por millones de españoles y catalanes si le transmito que el conflicto soberanista genera hartazgo.

-Ciudadanos nació denunciando lo que está ocurriendo, por eso no nos genera cansancio, sino preocupación. Pero no vamos a desfallecer, pelearemos por la unidad de España y combatiendo el separatismo y el nacionalismo, que es uno de los enemigos de Europa. Cansancio, ninguno. Estos acontecimientos nos están dando la razón.

-Han pedido una comisión para el caso Cifuentes: ¿se puede traducir como oxígeno y tiempo para dejar morir el lío?

-La verdad es que cada hora que pasa empeora su situación y hay más razones para esa comisión de investigación. Podría ser muy rápida, porque tampoco requiere cientos de comparecientes. Con diez personas que pasen por ella obligados a decir la verdad podremos saber si Cifuentes se sacó el máster sin ir a clase, si no hizo los exámenes o si lo aprobó pagando solo la matrícula. Si podemos tomar esta decisión sabiendo la verdad, algo que ante los medios puede no suceder, nadie se debería molestar. A Cifuentes quizás no le interese decirla, y a la izquierda tampoco le importa demasiado en sí misma, porque solo quieren un cambio de silla. Sabiéndola, podemos tomar la mejor decisión, y sería rápido, en cuestión de semanas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Tags
Comentarios

«El derrumbe del PP no lo salva ni Feijoo, aunque él ofrezca otro tono»