Crece el gasto en recetas del Sergas

En los dos primeros meses del año la factura farmacéutica superó los 116 millones


Santiago / la voz

Desde hace ya un decenio la Administración sanitaria se ha propuesto controlar el gasto farmacéutico, a la vista de la escalada de una factura que llegó a superar los 900 millones de euros al año. Tras las medidas impuestas con la crisis -las más efectivas, la dispensación de genéricos y el copago a los pensionistas-, este capítulo comenzó a bajar, pero el envejecimiento de la población y el mayor consumo hacen imposible frenar la subida.

En el mes de febrero la factura en recetas subió más de un 5 % en relación con el mismo mes del 2017. Se abonaron a las farmacias gallegas más de 55 millones de euros, y solo Canarias y Andalucía registraron un incremento mayor. Ya en enero Galicia había elevado su factura por encima del 4 %, y en estos dos primeros meses del año el presupuesto destinado a recetas facturadas por el Sistema Nacional de Salud sobrepasó los 116 millones de euros. En el 2017 fueron 111 millones.

Uno de los motivos que explican la dificultad de contener este capítulo es que la población envejece y necesita fármacos, por más que el Sergas introduzca la necesidad de dispensar genéricos, y por más que el Ministerio de Sanidad implantase el copago del 10 % del precio de los medicamentos a los jubilados. En febrero se dispensaron casi cinco millones de recetas, 300.000 más que hace cuatro años. Y eso que el esfuerzo ha llevado a que en unos años la comunidad gallega haya pasado de ser una de las autonomías con el coste medio por fármaco más alto del Estado a estar prácticamente en la cola. En este último mes de febrero la media fue de 11,17 euros por cada receta, una cifra que solo rebajan Cataluña y Canarias, que no llegan a los once euros.

De seguir en esta progresión de aumento del gasto, Galicia superará los 700 millones de euros en recetas en este ejercicio, una cifra que no se alcanza desde el 2012, antes de la implantación definitiva del copago, que se hizo en julio de ese año. De momento el acumulado interanual, es decir, el coste de las recetas de marzo del 2017 a febrero del 2018, ya supera estos 700 millones. Hay, no obstante, comunidades con incrementos mucho mayores, como Baleares y Canarias.

En consonancia con el control del gasto farmacéutico, pero sobre todo con la seguridad de los pacientes, está el programa de revisión de los enfermos polimedicados, que son los que toman diariamente más de seis medicamentos durante un mínimo de seis meses. Lo que hacen los centros de salud para aplicar este programa es revisar toda la medicación de los usuarios con más fármacos recetados -en estos momentos el umbral está en diez- con el objetivo de comprobar si toman pastillas innecesarias, si no toman otras que sí serían precisas o si se produce alguna interacción entre ellas.

En febrero el Sergas hizo un balance del programa con resultados llamativos. El 30 % de los que tenían prescritos 15 fármacos tomaban medicamentos innecesarios o mal asignados, y un 7,6 % no tomaban alguno que sí necesitaban. Se han revisado los tratamientos de unos 70.000 gallegos, entre ellos los de quienes toman diez o más fármacos al día.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Crece el gasto en recetas del Sergas