La Fiscalía descarta la participación de brigadistas en los fuegos de octubre

Fernando Suanzes ve impropio hablar de terrorismo incendiario en Galicia

La intencionalidad de los incendios está constatada por la Fiscalía en el 61% de los casos
La intencionalidad de los incendios está constatada por la Fiscalía en el 61% de los casos

santiago / la voz

El fiscal superior de Galicia, Fernando Suanzes, aseguró en el Parlamento que la Fiscalía decidió «de oficio» investigar la posibilidad de que la ola de fuegos del pasado mes de octubre fuera obra de una trama o de una organización, y trasladó a la comisión de estudio sobre los incendios que todas las circunstancias que rodearon al fatídico fin de semana en el que se registraron en pocas horas más de trescientos siniestros fueron muy similares a las de otros episodios, como los registrados en agosto del 2006: incendiarios con un perfil muy concreto -hombres actuando en solitario, con bajo nivel cultural, vecinos de la zona y con intereses rurales- y bajo unas condiciones meteorológicas extremas para esa época del año.

Suanzes explicó que la intencionalidad de los siniestros es incuestionable, y está constatada en el 61 % de los incendios investigados por la Fiscalía -los más graves-, aunque hizo esa reflexión extensible a otras pesquisas, como las de la Guardia Civil o la Xunta, que eleva la influencia humana al 87 %, un porcentaje «preocupante».

El fiscal descartó que haya una trama tras los incendios
El fiscal descartó que haya una trama tras los incendios

A preguntas de los diputados, Suanzes descartó la existencia de esas tramas entendidas como una «iniciativa criminal complexa», negó cualquier indicio que permita implicar a los brigadistas en los siniestros y aseguró que desde el punto de vista jurídico no es apropiado hablar de «terrorismo incendiario», aunque entiende que se pueda hacer a nivel coloquial. Tampoco respalda un incremento de las penas, que considera suficientes y bien tipificadas, aunque sí ve deseable obtener más información de testigos para que las acusaciones puedan prosperar. En concreto, admitió que durante la ola de incendios del pasado octubre y después de ella hubo colaboración vecinal para trasladar «máis opinións que informacións», y también llamó la atención sobre la situación de «alerta e pánico» que se vivió a través de las redes sociales en los momentos más críticos en los que el fuego avanzaba hacia zonas urbanizadas.

Expresión coloquial

Tras la comparecencia del fiscal superior intervino el director xeral de Emerxencias de la Xunta, Luis Menor, quien defendió que el presidente Feijoo ha utilizado la expresión «terrorismo incendiario» como una fórmula «coloquial» y, sin profundizar en cuestiones de concepto, insistió en defender la idea de que existe «unha clara intención» de quemar Galicia.

Sobre la respuesta ofrecida por el Gobierno, Menor fue autocrítico al reconocer que «pode» que los medios no fueran suficientes en momentos determinados por la excepcionalidad de la situación, y sostuvo que el 112 vivió picos de saturación, pero no de colapso. También se mostró escéptico sobre la utilidad de las redes sociales y confirmó casos de utilización «indebida».

Ayer también se conoció que el delegado del Gobierno, Santiago Villanueva, ha declinado participar en esta comisión de estudio parlamentaria al entender que por su cargo le corresponde hacerlo en el Congreso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La Fiscalía descarta la participación de brigadistas en los fuegos de octubre