En Marea descarta exigir el acta de diputada a Paula Quinteiro

El grupo parlamentario desoye la petición del Consello das Mareas

.

Paula Quinteiro seguirá siendo diputada de En Marea; al menos por ahora. Así lo ha decidido el grupo parlamentario que sigue reunido desde hace más de seis horas, un encuentro que ha servido al grupo para cerrar filas de forma provisional, pero que ha evidenciado enormes discrepancias internas entre los socios de la candidatura.

Según el acuerdo, la propia Paula Quinteiro pide que se abra un expediente informativo sobre el episodio nocturno en el que se vio envuelta con la Policía Local, para informar «de todos os elementos que concorren no caso». Esta petición, aclara el acuerdo, cuenta con el apoyo del grupo de En Marea. 

Porque hoy el Grupo Parlamentario aclara que, «con independencia do resultado dese procedemento» (en relación a ese expediente informativo), considera que la diputada «debe seguir desenvolvendo as súas funcións como Parlamentaria de En Marea».

Con este desenlace provisional, Luís Villares, portavoz del grupo y partidario del adiós de Quinteiro, pierde el pulso de una partida de la que salen vencedores Podemos y Esquerda Unida, quienes habían defendido la continuidad de la diputada.

Paula Quinteiro y miembros de las mareas se mofaron de Villares antes del incidente

juan capeáns/ Susana Luaña
.

Tuvieron una comida el mismo día del plenario en la que se insultó al portavoz

El sábado 17 fue un día intenso para Paula Quinteiro. También para En Marea, que celebraba su plenario en la Facultad de Económicas de Santiago, en el que Luís Villares quedó ensombrecido por la bronca de Xosé Manuel Beiras a los dirigentes del partido. Fuera también ocurrieron cosas. La diputada adscrita a Podemos pasó buena parte de la jornada con un amplio grupo de jóvenes entre los que había destacados miembros de Anova, como Rafael Dopico, o de Compostela Aberta, como Xosé Arias. Quinteiro y algunos de ellos se acercaron a la facultad donde se celebraba el encuentro, pero no llegaron a entrar en el aula y se limitaron a tomar unas consumiciones con bastante alboroto en la cafetería, cuestión que generó malestar entre los asistentes al plenario, que se percataron de una presencia que calificaron como «provocadora».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
26 votos
Comentarios

En Marea descarta exigir el acta de diputada a Paula Quinteiro