Renfe estudia extender los trenes madrugadores a otras ciudades

Ante el éxito del trayecto Santiago-Madrid, que permite la ida y vuelta el mismo día


redacción / la voz

Un grupo de coruñeses que utilizan habitualmente el tren madrugador que parte de Santiago a las 5.15 horas y llega a Madrid a las 10.23 se dirigieron a este periódico hace unos días para preguntar por qué Renfe no incluye A Coruña -u otras ciudades gallegas- en este servicio, que se inició a modo de experiencia piloto en febrero del 2016, cuando se abrió un nuevo tramo (Olmedo-Zamora) de la línea de alta velocidad a Galicia. La compañía ferroviaria confirma que está estudiando las posibilidades de ampliar esta conexión madrugadora a otras ciudades como A Coruña.

A día de hoy, la operadora califica de éxito esta experiencia que intentaba sondear el mercado. Según los datos de Renfe, durante el año pasado este servicio ha tenido una ocupación del 66 % de lunes a viernes y del 84 % los fines de semana, unos balances que no están nada mal si se tiene en cuenta el madrugón que deben afrontar sus usuarios. En concreto, los de A Coruña van en un taxi hasta Santiago que pagan en conjunto. «Nos merece la pena. En el tren podemos trabajar y llegamos a Madrid a una buena hora para hacer las gestiones», asegura uno de ellos.

Otras de las ventajas de este tren es que permite realizar el viaje de ida y de vuelta en el mismo día y, además, es el medio terrestre más rápido para viajar desde Galicia a Madrid, pues consigue un tiempo de viaje de cinco horas y ocho minutos, al beneficiarse de las ventajas de la circulación nocturna, con menos cruces con otros trenes y menos interferencias. Además, cuenta con una buena política de tarifas dinámicas, de tal forma que se pueden conseguir billetes con descuentos de entre el 30 y el 70 %. El precio más económico se sitúa en los 16,9 euros.

Fuentes de Renfe confirmaron que desde la puesta en marcha de este servicio están analizando su evolución «en todas sus variables». «Se están realizando una serie de estudios complementarios orientados a las posibles modificaciones en próximos cambios de servicio, como podría ser la apertura de la infraestructura de alta velocidad Zamora-Puebla de Sanabria», explican estas fuentes, aunque avisan de que todavía es pronto para aventurar posibles modificaciones. Hay que analizar múltiples factores para no perjudicar a los clientes recurrentes y ver que las horas de salida «se adaptan a los estándares de confort», explican.

Cambios a principios del 2019

Está previsto que las obras de este tramo se terminen a finales de año, pero no está claro cuándo se pondrá en servicio, pues esta autorización depende ahora de la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria. Será entonces cuando Renfe introduzca cambios en sus frecuencias, al ahorrarse unos 35 minutos en el viaje a Madrid.

La conexión madrugadora con Madrid desde Santiago permite muy buenas combinaciones con otros servicios de alta velocidad, especialmente con los que llegan a ciudades costeras del mediterráneo como Valencia, Málaga, Alicante y, desde hace unos meses, Castellón. De hecho, permite llegar a la hora de la comida a estos destinos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos
Comentarios

Renfe estudia extender los trenes madrugadores a otras ciudades