Un hombre de 84 años reconvierte en geriátrico su hotel de 5 pisos en Rábade

Xosé Carreira LUGO / LA VOZ

GALICIA

Carlos Castro

El establecimiento funcionó con llenos absolutos durante 20 años, pero no logró superar la dura crisis

22 mar 2018 . Actualizado a las 09:47 h.

Los 84 años y algunos achaques no frenan a Antonio González, un vecino de Rábade, que este verano tendrá acabado un geriátrico de cinco plantas y más de medio centenar de plazas. Reconvierte el hotel que abrió en 1985 y funcionó con llenos absolutos hasta que llegó la crisis. Después de cerrarlo en el 2007 y ponerlo a la venta, Antonio decidió volver de lleno a los negocios, nada menos que con un geriátrico. El éxito parece tenerlo asegurado, porque la provincia de Lugo envejece a pasos agigantados.

«Tras el cierre había que adoptar una solución. Estuvo a la venta, pero la operación no se llegó a efectuar. No era fácil. Entonces consideré que lo más interesante era acondicionarlo para una residencia de la tercera edad. Y en ello estamos», indicó Antonio. Ahora cuenta que, si todo va bien, las instalaciones puedan estar disponibles este verano o en otoño para el acondicionamiento de algo más de cincuenta habitaciones y otra serie de servicios.

Antonio no tiene duda de que es el mejor camino que pudo haber elegido para poner a andar de nuevo el inmueble. «Mire, cuando monté el hotel, no faltó quien me llamase loco. ¡Quién va a ir a dormir a Rábade! [localidad situada a 15 minutos de Lugo], decían algunos. Y resulta que el establecimiento fue todo un éxito. Si hago caso, no hubiera abierto el establecimiento. No tengo duda de que el geriátrico será aún más exitoso», explicó. Por ahora no sabe cuánto personal necesitará, ni otros detalles sobre el funcionamiento, porque para el arranque aún falta algún tiempo.