Los prototipos antiniebla para la A-8 no podrán ser probados en la zona afectada hasta el verano del 2019

Fomento podría hacerse con los derechos de las ideas que surjan del proceso


redacción / la voz

Los detalles de la licitación de la compra pública para probar prototipos antiniebla en la autovía del Cantábrico (A-8) revelan que estos dispositivos no podrán ser probados hasta el verano del 2019, pues el retraso en la contratación y los ritmos previstos en la selección de los proyectos impiden que se puedan probar en la zona afectada -el alto de O Fiouco, en el entorno de Mondoñedo- el próximo verano. Según los informes meteorológicos, los meses de mayor actividad de la niebla que asciende desde el Cantábrico van desde mayo hasta septiembre. Y es en este período donde debe demostrarse su viabilidad.

Así, la apertura de ofertas para el contrato, con un presupuesto de 7,2 millones, se producirá el 11 de julio. Después vendrá una fase previa de selección de las 26 propuestas -y otras que se presenten a partir de ahora- de la que saldrán un máximo de seis proyectos, tres relativos a los sistemas de ayuda a la conducción y otros tres referidos a modelos para eliminar o reducir la niebla.

Luego vendrán dos fases de ejecución. En la primera, que durará tres meses, los proyectos elegidos deberán demostrar su viabilidad técnica y económica. De aquí saldrán un máximo de dos contratistas por proyecto.

Después, en la segunda fase, se desarrollarán los prototipos durante cinco meses, para después probarlos in situ. Fomento se reserva la posibilidad de recuperar los derechos de las ideas si en el plazo de tres años no se han explotado comercialmente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Los prototipos antiniebla para la A-8 no podrán ser probados en la zona afectada hasta el verano del 2019