La pregunta de Podemos para afianzar su marca genera malestar en las mareas

Interrogará a los inscritos sobre las alianzas incluso en A Coruña, Santiago y Ferrol


santiago / la voz

Siguiendo lo acordado este fin de semana en el Consejo Ciudadano Estatal de Podemos, la formación consultará a sus inscritos sobre las futuras alianzas con otras fuerzas en las elecciones que se avecinan, tanto las europeas como las autonómicas y las municipales. En el caso de Galicia, la consulta se hará en todos los ayuntamientos, incluso en aquellos en los que ya hay gobiernos de unidad popular, y se hará en breve.

También en consonancia con las declaraciones hechas por Pablo Iglesias -quien reconoció que si bien Podemos defiende su marca, se mantendrán los acuerdos que ya están vigentes en las conocidas como ciudades del cambio-, la secretaria xeral de Podemos Galicia, Carmen Santos, dijo ayer que aunque la última palabra la tienen los inscritos, la formación morada apuesta por las alianzas vigentes, sobre todo en los ayuntamientos en los que ya hay alcaldías rupturistas; es decir, en A Coruña, Santiago y  Ferrol, porque cree Santos que lo importante es sumar y conseguir que en las municipales del 2019 «os tres alcaldes obteñan maioría absoluta».

«Os nosos aliados seguen a ser os mesmos -insistió la secretaria xeral de Podemos Galicia- Esquerda Unida e Anova, continuando o camiño iniciado no 2015». Porque el enemigo común, recordó, son las políticas del PP. Pero, remarcó acto seguido, a diferencia de entonces, Podemos se presenta ahora a las elecciones, y por eso quiso subrayar «a importancia do que significa Podemos». Cree Santos que esos aliados lo entenderán así también: «En Cataluña entendeuse que Podem era fundamental, e tamén en Madrid e en Zaragoza. En Galicia ten que ser o mesmo, pero imos preguntarllo aos inscritos».

La decisión de Podemos da pie a una contradicción al menos en el ayuntamiento de A Coruña, y que podría repetirse en otras localidades, sobre todo en aquellas en las que las mareas municipales se desentienden de cualquier tutela por parte de los organigramas de los partidos. Marea Atlántica ya decidió que no iba a aceptar intromisión alguna ni de Podemos ni de En Marea en la confección de sus listas, lo que deja en el aire la relevancia del resultado de la consulta de Podemos. Pero Santos no quiere pensar en esos futuribles porque está convencida de que los inscritos se manifestarán en consonancia con la dirección del partido; es decir, a favor de las alianzas.

En ese sentido, mandó un mensaje a Xulio Ferreiro que luego hizo extensible a los alcaldes de Santiago y Ferrol: «Xulio Ferreiro non vai esquecer o apoio de Podemos no 2015, que se deixou a pel para que el fose alcalde». Y si no es así, están los datos; en la asamblea de Marea Atlántica en la que se aprobó diseñar una candidatura al margen de los partidos participaron 144 personas, mientras que Podemos, en A Coruña, tiene en torno a 2.500 inscritos activos, según datos aportados por la dirección de la formación morada. «Haberá que escoitalos», dijo Carmen Santos. Y añadió: «Seguro que eles -o sea, los regidores- tampouco van estar en desacordo».

Pese a su apoyo decidido por revalidar los acuerdos de las pasadas elecciones municipales, Carmen Santos no disimuló su malestar, que dijo que era el malestar de los inscritos, a la escasa representatividad que se le dio a Podemos en esas alianzas: «O que me gustaría é que puidésemos participar máis e ter maior representación, porque se non é estar e non estar. A militancia reclama máis participación en sentido pleno, e non estar só de observadores».

En defensa de sus siglas

Al margen de esas excepciones en las ciudades en las que gobiernan las mareas, en los demás municipios gallegos Podemos defenderá su marca y apuesta por destacarla en las papeletas. Carmen Santos lo explicó con un símil: «Non queremos xerar confusión na cidadanía. É como cos produtos galegos, que teñen unha etiquetaxe clara, para que o cidadán saiba o que consome».

La consulta se plantea para este mismo mes

La pregunta: «¿Apoyas que Podemos se presente a las próximas elecciones (europeas / autonómicas / municipales) en coalición con las fuerzas políticas aliadas del espacio del cambio y con la palabra "podemos" (en los idiomas que corresponda) formando parte del nombre de la candidatura?»

Cuando este fin de semana el Consejo Ciudadano Estatal, el principal órgano entre asambleas de Podemos, decidió consultar a las bases sobre su marca en las elecciones del próximo año no fijó una fecha para esa consulta, pero sí un horizonte temporal. A poco más de un año para la cita electoral, la formación espera que la consulta se realice durante este mismo mes de marzo. Podemos preguntará a sus inscritos por su postura sobre las candidaturas municipales, pero también sobre la fórmula en la que deben concurrir a las europeas y sobre las autonómicas en aquellas comunidades en las que se celebrarán elecciones en el 2019. En el caso de Galicia tampoco hay todavía fecha para la consulta, aunque Carmen Santos decía ayer que la intención es que se celebre lo antes posible para que las bases de la formación tomen ya una decisión que puede resultar clave para el futuro de las coaliciones.

Villares cree en la fórmula En Marea, mientras que Noriega reniega de «pins de Xabarín»

Dos contradicciones quedaron patentes ayer en el complejo puzle de las relaciones de las mareas. La segunda fue la defensa que Santos hizo sobre la opinión de los inscritos de Podemos en A Coruña, cuando Marea Atlántica ya había anunciado que no iba a contar con Podemos. La primera tuvo lugar unas horas antes, cuando al líder de En Marea se le preguntó sobre la consulta de Podemos y Luís Villares recordó que Pablo Iglesias ya había adelantado que habría excepciones a esa regla general: «Iglesias salvou os espazos onde estivesen consolidadas as marcas, e en Galicia é evidente que a marca é En Marea». Pero En Marea, como su propio portavoz repitió en más de una ocasión, no se inmiscuirá en las mareas municipales, que son independientes, así que Villares tuvo que reconocer, acto seguido, que no va a haber ningún tipo de tutela en ese sentido. O sea, que En Marea no podrá entremeterse en cómo se llame cada marea municipal ni en si el nombre de Podemos va o no va en cada papeleta. «Esa é a opinión de Villares», matizó al respecto Carmen Santos.

También se pronunció el alcalde de Santiago: «Estou traballando noutras coordenadas, que son as coordenadas dos espazos xa consolidados, de unidade popular, e onde suma a propia unidade popular, ou, como eles din, o bloque histórico de cambio, e onde non suman as marcas nin os pins do Xabarín». Santos reiteró: «É a opinión de Martiño Noriega». Aunque luego admitió que había que apartar el debate de las siglas: «Eles e nós».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

La pregunta de Podemos para afianzar su marca genera malestar en las mareas