La Audiencia confirma el archivo de la causa contra la esposa del Chicle

El tribunal no cierra la puerta a que nuevas pruebas puedan reabrir la investigación


Ribeira / la voz

La Audiencia Provincial de A Coruña ratificó ayer el archivo provisional de la causa contra Rosario Rodríguez, esposa del autor confeso de la muerte de Diana Quer, José Enrique Abuín Gey. El tribunal considera, al igual que hicieron en primer lugar el juez instructor del caso y la Fiscalía de Galicia, que no existen pruebas que puedan involucrarla en el crimen presuntamente cometido por su marido el 22 de agosto del 2016. La sección sexta de la Audiencia Provincial desestimó el recurso de apelación presentado en enero por la representación de la familia Quer.

Ya el titular del Juzgado de Instrucción y Primera Instancia número 1 de Ribeira decidió, el día 9 de enero, que a falta de mayores evidencias Rosario Rodríguez no podía seguir como investigada. Esta decisión no agradó a la familia de Diana Quer, al entender que la medida era prematura dado el momento de instrucción del caso y a que la primera versión de Rosario Rodríguez ante la Guardia Civil (en la que sostuvo que había estado con su marido robando gasoil) era inculpatoria. Además, el letrado de la acusación particular aseguró que los principales motivos que precipitaron el archivo provisional no eran suficientes, ya que se trataba de los datos de localización del teléfono de la mujer y de las declaraciones de la hermana y el cuñado de Rosario. También señalaron que aún estaban pendientes más investigaciones, y que, en el resto de declaraciones policiales, no había datos racionales que descartasen su participación en los hechos.

Motivos del sobreseimiento

La sección sexta, haciendo propios los argumentos del juez instructor de la causa, reitera en el auto conocido ayer que, una vez analizado el sumario del caso, no existen pruebas que ubiquen a Rosario Rodríguez junto a su esposo en la noche de la desaparición de la joven madrileña, la del 22 de agosto del 2016. Manifiesta el tribunal que no solo los datos de localización del teléfono son importantes, sino que las versiones de la hermana de la esposa del Chicle y de su cuñado son relevantes, ya que afirmaron en sede judicial que Rosario «se encontraba en su domicilio en pijama».

A su vez, afirma el tribunal que la «declaración de José Enrique Abuín Gey es exculpatoria hacia la investigada», y que «ninguno de los informes obrantes en autos aporta indicio alguno de la participación de Rosario en los hechos». Por lo que, de momento, la Audiencia considera que no hay indicios de criminalidad suficientes para poner en duda la presunción de inocencia de la mujer.

Sobre la primera declaración, en la que mantuvo que esa noche salió con su marido a robar gasolina, la sala apunta que, además de que esta ya fue contradicha por la propia Rosario, no se derivan indicios que sustenten la teoría presentada por la representación la familia Quer. Además, reconoce la sala que no se han hecho alegaciones por parte de la familia de Diana Quer sobre el caso de que Rosario Rodríguez encubriese a Abuín, cuestión que el Código Penal exculpa.

No cabe recurso

Según fuentes judiciales consultadas, en lo referente a la decisión de la Audiencia, no cabe recurso. Sin embargo, como apunta el propio tribunal, la investigación en relación a la propia Rosario Rodríguez podría reabrirse tan pronto se aporten indicios de entidad suficiente.

Según informaron fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, el titular del Juzgado de Instrucción y Primera Instancia número 1 de Ribeira sigue con la instrucción. Y entre el pasado viernes 9 y la mañana de ayer le tomó declaración a cuatro nuevos testigos.

El abogado de Rosario Rodríguez abandona el caso tras conocer el fallo del tribunal

Manuel Meiriño, el abogado que hasta ahora representó legalmente a Rosario Rodríguez, se ha desvinculado del caso una vez que ha conocido el fallo de la sección sexta de la Audiencia Provincial. El abogado siempre había defendido que, tal y como consideraron la Guardia Civil en un primer momento, además del juez instructor y la propia Fiscalía de Galicia, no existían pruebas solventes que pudiesen vincular a la mujer con la muerte de Diana Quer. Así lo justificó en enero, en el documento remitido a la sala santiaguesa una vez que la familia Quer presentó el recurso de apelación.

Según apuntó el propio letrado, el auto judicial que recibió durante la jornada de ayer es un «trabajo muy serio, riguroso y profesional. Se trata de una resolución jurídica que demuestra el valor y el buen hacer de la sección sexta de la Audiencia Provincial». Como había trascendido la pasada semana, el abogado ya tenía decidido, antes de que se conociese el fallo del tribunal, que no seguiría representando a Rosario Rodríguez.

En el hipotético caso de que nuevas pruebas conllevasen la imputación de la mujer del autor de Diana, esta debería buscar otro representante legal para su defensa. De no conseguirlo, al igual que ocurrió en el caso de su marido, se le designaría uno de oficio.

«Non quero que Rosario pase por isto, por iso dixen que fora eu só e a ela díxenlle que dixera que non viña comigo»

En la carta que José Enrique Abuín Gey remitió a su familia a mediados del mes pasado, el autor confeso de la muerte de Diana Quer deja caer la posible vinculación de su esposa, Rosario Rodríguez, en los hechos ocurridos el 22 de agosto del 2016: «Entendédeme tamén, eu non quero que Rosario pase por isto, por iso dixen que fora eu só e a ela díxenlle que dixera que non viña comigo. Deixar todo así».

El padre de Diana Quer, Juan Carlos Quer, aseguró a La Voz tras conocer el contenido de la misiva: «Hemos iniciado el cauce procesal adecuado para que se adopten, por quien corresponda, en este caso su señoría y la Policía Judicial, las medidas que sean oportunas. A partir de ahí, será responsabilidad de su señoría esclarecer los hechos».

Aunque el madrileño todavía no conocía el fallo de la Audiencia Provincial, también valoró la decisión del juez instructor de archivar la causa en relación a Rosario: «En su momento efectuamos el recurso porque entendíamos que el archivo provisional era precipitado, ya que no se habían realizado diligencias para descartar a terceras personas. Una de las consecuencias ya inevitables ha sido la posibilidad de facilitar una comunicación directa, en los vis a vis, entre ese individuo y su mujer, que puede haber conducido a la ocultación de pruebas o de hechos relevantes y determinantes».

En la carta enviada por Abuín Gey a sus familiares, este asegura que Rosario quiere divorciarse de él, lo que muestra una posible falla en la relación. Además, asegura a su familia que confía en que en menos de diez años estará en la calle: «Vós tranquilos, aquí xa me dixo a avogada que me ían pedir homicidio: son de 10 a 15 anos, pero aos sete xa estaría fóra e con tres ou catro de permiso. Tranquilos, vale».

El Chicle supuestamente envió otra carta, en este caso a la propia Rosario. El tono, al contrario que en la remitida a su familia, no era tan conciliador, más bien todo lo contrario, ya que incluso podría haber incluido amenazas.

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

La Audiencia confirma el archivo de la causa contra la esposa del Chicle