Médicos y sociedades científicas ven en peligro el modelo de atención primaria

Piden contratos más estables, mejor acceso a las pruebas y coordinación con los geriátricos

.

santiago / la voz

En el 2016 se crearon cuatro grupos de trabajo para mejorar la atención primaria. Los colegios de médicos de Galicia y las cuatro sociedades científicas trabajaron con Sanidade para proponer mejoras en el sistema de salud. Pero desde entonces ninguna de las medidas las ha hecho efectivas el Sergas. Por eso el Consello Galego de Colexios Médicos, la Asociación Galega de Medicina Familiar e Comunitaria, la Asociación Galega de Pediatría de Atención Primaria, la Asociación Galega de Enfermería Familiar y Comunitaria, la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) y la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) han elaborado un manifiesto en el que avisan de que los principios de este nivel asistencial «están en claro peligro». Y esto lleva a que la primaria pierda su valor e influencia «en el buen funcionamiento del sistema público de salud gallego».

Lo cierto es que nunca más que ahora es necesario tener una puerta de acceso al sistema de salud fuerte, para atender la cronicidad, el principal problema de la sanidad. Pero no solo eso. Una red de centros de salud y de urgencias extrahospitalarias bien dotada paliará la sobrecarga ya estructural que sufren las urgencias.

Los profesionales de la salud reclaman en primer lugar un presupuesto propio para la primaria y estructuras diferenciadas en el hospital. Además, piden que se implanten cambios que no pueden esperar, como la continuidad asistencial para los pacientes, porque, «si un profesional está de baja 15 días y por su cupo pasan varios médicos durante ese tiempo, los enfermos no se sienten bien atendidos», explica Daniel Rey, presidente en Galicia de Semergen. Quieren que se elimine la restricción en las consultas externas hospitalarias monográficas -para poder remitir, por ejemplo, a un paciente susceptible de padecer el síndrome del túnel carpiano a la consulta específica de traumatología de mano-, una pérdida de tiempo y recursos «cuando, si el médico considera que el enfermo necesita esa consulta, debería tener acceso, lo que evitaría el paso previo por el especialista», explica Aldana. También se quejan del limitado acceso a pruebas diagnósticas, ya que en Santiago no pueden solicitarlas, pero los de Ourense o Lugo, sí, «lo que no es ni razonable ni justo», recuerda el presidente de la Semergen.

A lo anterior se suman otras medidas, como coordinación asistencial con las residencias geriátricas, más servicios de hospitalización a domicilio o la especialidad de enfermería familiar.

Los muertos por gripe este invierno llegan a 200, y solo uno no tenía indicada la vacuna

La gripe ha sufrido un pequeño repunte durante la última semana, pero se mantiene en un nivel bajo, al darse por concluida la fase epidémica del virus en Galicia. Desde que empezó la campaña, los hospitales gallegos han notificado 200 personas muertas, de las que todas salvo una tenían indicación de vacunarse por algún motivo. Noventa de las víctimas no se habían inmunizado. Desde el inicio de la onda epidémica se confirmaron 3.204 casos en los hospitales, el 62 % con el virus B, y actualmente aún siguen ingresadas 193 personas.

En España, el Instituto de Salud Carlos III ha registrado 748 muertes, por lo que una de cada cuatro víctimas era gallega. De ellas, 496 tenían el virus B. La mayoría de los fallecidos se sitúan en un entorno de edad próximo a los 82 años, y el 85 % eran mayores de 64 años. Más de la mitad de los fallecidos desarrollaron una neumonía y el 28 % habían ingresado en la uci.

Votación
22 votos
Comentarios

Médicos y sociedades científicas ven en peligro el modelo de atención primaria