Anova reprocha a Unidos Podemos el ninguneo de sus diputados en Madrid

Critica las negociaciones con Ciudadanos para la reforma de la ley electoral


santiago / la voz

«No es nuestra intención tensar el espacio», dice el portavoz de Anova en una carta dirigida al grupo parlamentario Unidos Podemos. Pero el partido que lidera Antón Sánchez reconoce estar preocupado «por algunas cuestiones referidas al funcionamiento del grupo parlamentario». Por eso, a raíz del debate abierto en la permanente de Anova, la formación fundada por Xosé Manuel Beiras decidió trasladar a sus socios en Madrid las quejas que tiene sobre el funcionamiento de la alianza entre En Marea, Unidos Podemos y En Comú Podem, de la que forman parte cinco diputados gallegos en el Congreso: Ánxela Rodríguez, Antón Gómez-Reino, Yolanda Díaz, Alexandra Fernández y Miguel Anxo Fernán-Vello, los dos últimos, militantes de Anova.

El motivo de ese desencuentro tiene que ver con las negociaciones abiertas entre Podemos y Ciudadanos para modificar la ley electoral con la intención de que tengan más peso los partidos generalistas en detrimento de los de ámbito territorial.

Dice Antón Sánchez en la misiva remitida a Txema Guijarro, secretario general del grupo confederal, que ese acuerdo sería «singularmente negativo», sobre todo en Galicia, donde «contribuye a proyectar a un partido que no consiguió representación en el Parlamento gallego, que está radicalmente en contra del autogobierno gallego y ataca ferozmente nuestra lengua y cultura». Subraya Sánchez que darle esa ventaja a Ciudadanos le beneficiaría en las próximas elecciones municipales, «algo que no ayudará a consolidar los gobiernos rebeldes en las ciudades gallegas».

Anova se cree ninguneada por la coalición estatal. De hecho, reprocha también en la carta que esas negociaciones se hayan hecho a espaldas del actual portavoz del grupo En Marea en Madrid, Miguel Anxo Fernán-Vello, que «no conoció el contenido de la propuesta de reforma electoral hasta la víspera de hacerse pública».

El grupo parlamentario confirmó ayer que había recibido la comunicación de Anova, pero ya adelantó que, sin entrar a valorar el contenido, no se le va a responder porque los debates internos se dan entre las confluencias; es decir, con En Marea o con En Comú Podem, y no con los partidos que las conforman.

Un episodio más de los desencuentros entre Iglesias y Beiras por el conflicto catalán

La carta remitida por Anova al grupo parlamentario en el Congreso es un episodio más en las difíciles relaciones entre la formación fundada por Beiras y la de Pablo Iglesias a raíz del conflicto catalán y las diferentes posturas adoptadas: Anova, claramente a favor del independentismo, y Podemos, en una difícil indefinición que no gusta a sus socios gallegos. Esas tensiones están minando las buenas relaciones que antaño mantenían Beiras e Iglesias. El histórico nacionalista no lo disimula y así lo expresó varias veces en diferentes entrevistas y en las redes sociales; su último reproche en Twitter se centró, precisamente, en esas negociaciones con Ciudadanos, partido al que Beiras culpa «do actual estado de excepción que mete na cadea a cidadáns demócratas por practicaren e defenderen dereitos consagrados na Constitución». Pablo Iglesias, de momento, guarda silencio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Anova reprocha a Unidos Podemos el ninguneo de sus diputados en Madrid