Crece el caos en los registros civiles a causa de la huelga en la Justicia

La Xunta pide al TSXG medidas ante la negativa a tramitar fes de vida y defunciones

Registro Civil de Pontevedra
Registro Civil de Pontevedra

santiago / la voz

El colapso que ha provocado en los juzgados gallegos la huelga indefinida que ayer cumplió 18 días efectivos está provocando gravísimos perjuicios a los ciudadanos. No tanto por la suspensión de juicios - más de 10.000 según los sindicatos y menos de la mitad según la Xunta-, sino por el caos en el que están sumidos los registros civiles, en los que en muchos casos se han dejado de expedir certificados de defunción y fes de vida, documentos imprescindibles para trámites tan importantes como cobrar pensiones de jubilación o viudedad, gestionar el cobro de ayudas por incapacidades o incluso la firma de algunos contratos laborales.

La situación es tan delicada que la Xunta ha enviado una comunicación al Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) para que la máxima institución judicial de la comunidad tome cartas en el asunto. «O estado civil das persoas determina a súa capacidade para exercer dereitos e contraer obrigas, de aí o carácter de servizo público esencial do Rexistro Civil ao afectar directamente nas situacións xurídicas das persoas que a el acoden, e non deberan ser os funcionarios en servizos mínimos os que cualificasen de esenciais ou urxentes as actuacións vinculadas a este servizo», señala la misiva que firma el director xeral de Xustiza, Juan José Martín.

Sostiene la Xunta que, entre otros trámites, las certificaciones de defunción tienen carácter de urgente «e deben ser realizadas para garantir que o estado civil das persoas despregue a súa esencial eficacia, e non se poñan en perigo bens xurídicos esenciais para toda a comunidade», recoge la carta dirigida a la secretaria de gobierno del TSXG, Concepción Otero.

Ante esta situación, la dirección xeral de Xustiza pide al Tribunal Superior gallego que intervenga, dado que cuenta con competencias en materia de inspección de los registros civiles. Quiere también la Xunta que se tomen medidas para que la tramitación de fes de vida o certificados de defunción no quede, como ahora mismo, a criterio del funcionario de turno para «evitar posibles actuacións dispares entre os diferentes rexistros civís de Galicia», añade Juan José Martín en su carta.

Desde el comité de huelga se asegura que la situación de los registros civiles no es tan caótica y se pone en duda la cifra que dio el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, de que hay ahora mismo mil familias esperando por un certificado de defunción por culpa del paro. Nilo Fernández, del sindicato SPJ-USO, el mayoritario en la Justicia gallega, asegura que «no 95 % dos casos os funcionarios están tramitando as fes de vida e os certificados de defunción se o interesado pode acreditar que é unha necesidade urxente».

El problema es que no hay una garantía, porque los sindicatos consideran que la obtención de estos documentos no ha quedado dentro de los servicios mínimos. De ahí que la Xunta, que ha recibido numerosas quejas de la unidad de atención al ciudadano del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), pida ahora al TSXG que intervenga para aclarar esta cuestión.

Un exdelegado sindical de la CUT exige que le devuelvan todo el salario retenido

Antes de que comenzase la huelga indefinida en la Justicia gallega, los siete sindicatos convocantes se comprometieron a que todos sus delegados renunciarían a su derecho, como representantes de los trabajadores, a que no les descontasen los días de salario que durase el paro. Todas las organizaciones hicieron públicos los escritos en los que pedían a la Xunta que les tratase como al resto de sus compañeros. Sin embargo, tras llegar las nóminas de febrero, en las que ya se ha retenido el importe correspondiente a seis días, han surgido resquemores al sospechar algunas entidades que no todos habían cumplido con el compromiso.

No obstante, el único caso documentado de un sindicalista que haya reclamado el cobro de su salario íntegro es el de un exdelegado en Vigo de la organización Alternativas na Xustiza-CUT. A su nombre se presentó un escrito en la Xunta el día 6 pidiendo que, como a sus compañeros, se le practicasen los descuentos, pero el día 8 llegó una nueva comunicación en la que él explicaba que la anterior se había presentado sin su autorización. Él explica que dejó de ser delegado sindical antes del paro. Sin embargo, en Xustiza no tomaron nota de su petición y a final de mes ha visto cómo le han descontado en su salario los días de huelga pese a que él ni tan siquiera ha participado en ella. Los motivos por los que ha decidido dejar la CUT y no secundar las movilizaciones son, explica el afectado, de índole personal.

«Mi madre no puede tramitar su pensión»

Aquellos que necesitan fes de vida o certificados de defunción han visto cómo la huelga en la Justicia gallega les ha dejado en un limbo con graves consecuencias. Según la Xunta, hay mil familias esperando solo por el documento que acredita el fallecimiento de una persona. «En mi caso, mi padre falleció el día 6 de febrero», explica uno de esos afectados. «Tras el funeral, la funeraria nos dijo que ella se encargaría de los trámites, pero a día de hoy, por la huelga, está todo totalmente paralizado», añade.

El documento es esencial para poder cerrar un proceso que ya es de por sí doloroso para los afectados porque siempre conlleva la pérdida de un ser querido. «Lo necesitamos para las últimas voluntades, el impuesto de sucesiones y una serie de gestiones que hay que hacer cuando fallece una persona. Mi padre, por ejemplo, estaba jubilado y cobraba una pensión. Mientras no haya un certificado de defunción la siguen abonando y no sé cuánto tiempo va a durar esto, pero luego tendremos que devolver todo lo cobrado de más», asegura.

No es solo eso lo que ha quedado parado. «Mi madre no puede tramitar su pensión de viudedad», señala este perjudicado por la huelga, ya que, pese a que ha pasado casi un mes, el juzgado no le ha entregado el documento que certifica que su marido ha muerto. «Hablé con la funeraria y no saben cuándo se va a solucionar esto», lamenta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

Crece el caos en los registros civiles a causa de la huelga en la Justicia