La Xunta dice que Meirás será patrimonio público y no cree que nadie quiera comprarlo

La Diputación remitirá a Patrimonio Nacional el informe histórico jurídico para que inicie el proceso


a coruña, santiago / la voz

El presidente de la Xunta ha restado importancia al anuncio en un portal inmobiliario en el que se vende el Pazo de Meirás y confirmó ayer que la Administración gallega no ha recibido ninguna notificación de venta por parte de los herederos de la familia Franco, un paso obligado al tratarse de un inmueble catalogado como bien de interés cultural; y fue más allá al expresar en público sus dudas de que «agora» exista un interés real de compra por parte de nadie, «cando se está a falar da súa incorporación ao patrimonio público». Al respecto, Núñez Feijoo sostiene que su Gobierno está manteniendo la «vontade política» de Galicia, expresada en el Parlamento el pasado mes de septiembre, al tratar de resolver esta situación sin pagar por ello «dúas veces», aseguró al término del Consello da Xunta. Feijoo también ha insistido en que hará caso a las comisiones que se mantienen al cargo de este asunto y ha añadido que intentará «incorporar ao patrimonio público as torres, pero co compromiso de que non imos pagar máis por facelo». El presidente del ejecutivo gallego ha señalado también que las propuestas serán trasladadas a la asesoría jurídica de la Xunta y que actuará «en consecuencia».

Por otro lado, el presidente de la Diputación coruñesa, Valentín González Formoso, y la vicepresidenta, Goretti Sanmartín, presentaron ayer el informe histórico jurídico que «abre a porta á esperanza» para la recuperación del pazo de Meirás. Indicaron que el documento se remitirá ahora a Patrimonio Nacional instándole para que, con esta base, inicie la demanda para reclamar la propiedad pública del pazo. «Esta é a mellor opción e a que ten máis posibilidades de saír adiante», explicó Sanmartín.

Los coordinadores del informe, el historiador Emilio Grandío y el jurista Xabier Ferreira, concluyen en el texto que hay indicios sólidos y suficientes para determinar que el contrato de compraventa del pazo a Francisco Franco en el año 1941 fue «unha simulación» y, por lo tanto, «pode impugnarse en calquera momento». También creen que el contrato tenía como objetivo impedir que la finca pasase a formar parte del Patrimonio Nacional. Goretti Sanmartín incidió que la puesta a la venta del pazo ahora ha sido una «provocación», y advierte a los posibles compradores que también heredarán un problema judicial.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

La Xunta dice que Meirás será patrimonio público y no cree que nadie quiera comprarlo