Los trabajadores del Sergas podrán perder la carrera profesional por bajo rendimiento o por sanción grave

E. Á. SANTIAGO / LA VOZ

GALICIA

Xunta y sindicatos están negociando el sistema, que permitirá a más de 22.000 profesionales cobrar más desde enero del 2019

01 mar 2018 . Actualizado a las 20:44 h.

El Sergas está negociando con los sindicatos la carrera profesional, que permitirá a más de 22.000 profesionales cobrar más desde enero del 2019, y ya desde el mes de julio tener un reconocimiento profesional. Se trata de un itinerario de cinco etapas -un grado inicial más cuatro posteriores- que los empleados podrán ir adquiriendo por su antigüedad y sus méritos profesionales.

Pero no será una trayectoria irreversible. Y es que los dos últimos grados, los de más prestigio, serán reversibles por dos motivos: bajo rendimiento profesional o sanción grave. En el primero de los casos, si se constata la disminución del rendimiento durante al menos tres años, la dirección o gerencia podrá pedir que se reevalúen los méritos del profesional y, si el resultado no es óptimo, se propondrá la revocación del último grado, es decir, pasaría del IV al III, o del III al II. Si el empleado es sancionado con una falta disciplinaria grave, ocurrirá lo mismo, y si es muy grave perderá dos grados. Las primeras etapas de la carrera profesional -inicial, I y II- sí serán irreversibles. El sindicato médico CESM-O’Mega ve lógico que se revoquen los grados al facultativo por sanción muy grave, pero no por bajo rendimiento.

Otra de las novedades de la reunión que mantuvieron los sindicatos y los responsables del Sergas es que los interinos podrán acogerse al grado inicial de esta carrera, pese a que es el único que no tiene una contraprestación económica. Para el resto de las categorías es necesario ser personal fijo. Todos los trabajadores del Sergas, sea cual sea su categoría, tienen derecho a esta carrera profesional. Eso sí, los médicos alcanzarán el nivel máximo, denominado referente, a los 23 años de iniciar el proceso, y el resto tardarán 25, siempre que haya una evaluación favorable, por supuesto. Emilio Armada, de CESM, considera que el personal temporal también debería tener acceso al grado inicial de la carrera y lamenta que haya que esperar cinco años para acceder al siguiente. Otra queja es que se exijan tres años como estatutario para pasar de la carrera extraordinaria -un proceso que inició el bipartito y quedó paralizado con la crisis- a la ordinaria.