17 muertos sin cinturón en el año con menos víctimas

Galicia lideró el descenso en la estadística de la siniestralidad en España

;
Las cámaras que detectan el uso del cinturón solo grabarán al conductor Multa de 200 euros y retirada de 3 puntos del carné. Es el precio que debe pagar un conductor por circular sin carné. Desde este sábado cuatro de las cámaras instaladas en Galicia para vigilar esta infracción empezarán a multar

redación / la voz

El año pasado murieron en las carreteras gallegas 76 personas, 30 menos que en el 2016. Es la cifra más baja desde que se tienen registros y convierte a Galicia en la comunidad con menos víctimas mortales. El dato es muy significativo porque además se produce en un contexto de incremento de la siniestralidad en el conjunto de España. El delegado del Gobierno, Santiago Villanueva, vinculó ese descenso a la mayor concienciación de los conductores y del resto de los usuarios de la carretera, especialmente de los peatones, que se han hecho más visibles con el uso de prendas reflectantes, en muchos casos repartidas por los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil.

El análisis de los datos realizado ayer en la Comisión Autonómica de Seguridad Vial de Galicia indica que los excesos de velocidad y las distracciones siguen siendo las primeras causas de los accidentes mortales que se registran en las vías interurbanas gallegas. El examen de la siniestralidad arroja un dato preocupante, que indica que de los 44 muertos que tenían que utilizar el cinturón de seguridad (conductores y pasajeros), 17 no lo llevaban puesto. Esto indica, a juicio de los responsables de Tráfico, la necesidad de mantener las campañas de concienciación y vigilancia sobre los sistemas de seguridad en los vehículos.

En el apartado de vigilancia, además de la que realizan los propios agentes de la Guardia Civil y de las policías locales, en Galicia están operativas 15 de las 31 cámaras instaladas en las carreteras para controlar el uso del cinturón de seguridad por parte de los conductores.

El sistema está automatizado y funciona como el de los radares fijos. Cuando la cámara detecta un conductor sin cinturón hace una fotografía y el sistema envía la imagen de manera telemática al centro automatizado de denuncias, donde los operadores de la DGT contrastan la fotografía e inician el procedimiento sancionador con el envío de una notificación al propietario del vehículo para que identifique al conductor.

La sanción por no usar el cinturón de seguridad es de 200 euros. A los conductores se les añade la retirada de 3 puntos.

Diez peatones perdieron la vida en atropellos

El año pasado murieron 10 peatones atropellados en la red interurbana de Galicia. Cuatro menos que en el 2016. Luchar contra los atropellos es uno de los objetivos principales de la DGT y de la Xunta. La conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, dijo que no hay que bajar la guardia y recordó que se está trabajando en el camino de cumplir el objetivo de reducir el número de víctimas a la mitad y que el Plan de Seguridade Viaria incluye la mejora permanente de las medidas de seguridad en las carreteras gallegas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

17 muertos sin cinturón en el año con menos víctimas