La oposición presiona a la Xunta para que evite que los Franco hagan caja con Meirás

El conselleiro de Cultura asegura que la familia no le comunicó la operación


santiago / la voz

La oposición parlamentaria y la Xunta están de acuerdo en que el pazo de Meirás debe pasar a integrar el patrimonio público sin mediar un euro de la caja común. Sin embargo, En Marea, PSdeG y BNG no dejan de señalar a la Administración gallega para que evite que la familia Franco venda esta propiedad, como parece que es su intención tras ponerla en el mercado a través de una inmobiliaria de lujo por ocho millones de euros.

Luís Villares (En Marea) calificó de «trampa» esta decisión y consideró que los Franco ya lo disfrutaron mucho tiempo gratuitamente «e non teñen dereito a lucrarse con algo que non é seu». Y por ello, el portavoz parlamentario reclama a la Xunta que abandone «a pasividade» y que intensifique la vía judicial. El secretario general socialista, Gonzalo Caballero, conminó al Gobierno a «tomar todas as medidas posibles» para que la propiedad pase a manos de Galicia «por dereito e xustiza», mientras que Ana Pontón (BNG) también cree que la Xunta «ten que mover ficha» ante una situación de «esperpento» que empieza a prolongarse «máis do necesario».

Al respecto, el conselleiro de Cultura aseguró en una entrevista a la Radio Galega que la familia Franco no le comunicó la venta y que su posicionamiento en la web de una inmobiliaria le parece «un dato curioso». Román Rodríguez cree que los actuales propietarios deberían informar a la Xunta de cualquier movimiento para que esta pueda ejercer su derecho de tanteo o retracto, y antes de avanzar en sus consideraciones advirtió de la «profundidade xurídica» del caso, lo que recomienda una actuación pública ponderada para evitar «efectos perversos ou non desexados».

En la polémica también ha terciado el Concello de Sada, que salió al paso de las declaraciones de un portavoz de la inmobiliaria que gestiona la venta en las que aseguraba que se trata de una compra adecuada para darle usos hoteleros o como centro de restauración. La institución dirigida por Benito Portela (Sadamaioría-Anova) afirma que «xamáis» autorizará un cambio de uso del pazo, a no ser que sea para equipamiento público. «Por tanto, o uso é, e seguirá sendo, o residencial, ata que se poña fin á vergoña da súa detentación polos Franco».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

La oposición presiona a la Xunta para que evite que los Franco hagan caja con Meirás