Caso Sonia Iglesias: La policía busca pruebas que permitan el registro en el panteón de los Araújo

Alfredo López Penide
López Penide PONTEVEDRA / LA VOZ

GALICIA

RAMON LEIRO

Los agentes analizan las muestras recogidas en la casa en la que vivió la pontevedresa

24 feb 2018 . Actualizado a las 17:01 h.

Al igual que localizar el cuerpo de Diana Quer fue un objetivo prioritario para la Guardia Civil, otro tanto ocurre con Sonia Iglesias y la Policía Nacional. Los agentes de las diferentes unidades policiales volcadas en este caso son conscientes de que la ausencia de los restos mortales de la pontevedresa desaparecida en agosto del 2010 son un lastre para la resolución, ya no solo policial, sino judicial del caso.

En este sentido, las fuentes consultadas precisan que será muy complicado, «por no decir imposible», que la instructora acceda a modificar la tipificación penal de la causa de detención ilegal a homicidio si no se localiza el cuerpo de Sonia Iglesias. Añaden que, si bien es cierto que en otras causas no se disponía de un cadáver para sustentar la imputación de un homicidio o un asesinato, sí que existían indicios muy contundentes. Aluden, por ejemplo, al caso de Marta del Castillo donde, además de contar con la confesión del exnovio de la joven, Miguel Carcaño, consiguieron aislar pruebas de ADN.

Este es uno de los retos que parece haberse marcado la Policía Nacional al examinar las muestras recogidas en los registros de la casa de Mourente vinculada a la familia de Julio Araújo, expareja de la pontevedresa y padre de su único hijo, y del coche de la exmujer del hermano de Julio, David, que permanece desde hace años depositado en un taller de Vilalonga (Sanxenxo).