«Dende o primeiro día xa dixeron que isto non daba»

Los trabajadores no temen por el empleo, pues existe la obligación de subrogación

.

cee / la voz

José Domingo Louro Casais, que ayer por la noche estaba de turno a las puertas del Hospital Virxe da Xunqueira, de Cee, lleva diez años trabajando en el 061, desde octubre del 2015 con la empresa Ambuibérica, concesionaria del servicio en la Costa da Morte, y explica que para ellos estas reivindicaciones de las compañías no son nuevas. «Dende o primeiro día xa dixeron que isto non daba, que non se gañaban cartos», afirma.

Louro y sus compañeros no temen directamente por el empleo «porque calquera empresa nova que veña, se arriba lle aceptan isto, que non o sei, ten a obriga de subrogarnos». Ahora bien, sí les influye en lo que respecta a las tensiones o los estados de ánimo, «porque nós traballamos con xente, con persoas, e todo o negativo, por moito que se poida dicir que non, nótase». De hecho, por su experiencia sabe que muchas veces los usuarios, más allá de las cuestiones médicas concretas o del motivo por el que necesitan su asistencia, «tamén precisan un trato humano, cariño, ter alguén con quen falar, porque non se trata de animais». Y para él eso es tan importante como lo puramente técnico. Considera que para desarrollarlo correctamente los profesionales tienen que contar con unas condiciones de trabajo adecuadas, porque, de lo contrario, la labor que prestan acabará por resentirse.

En términos generales, no se queja de los medios humanos de los que disponen, porque, aunque deberían ser una pareja más, un total de cinco, para cubrir con soltura 24 horas y 365 días al año, no les han recortado personal desde que iniciaron el actual contrato. Eso sí, lo que tienen son sus propias relaciones laborales con la compañía sin solucionar -al margen de lo que ahora plantean las empresas-, porque el convenio colectivo por el que se rigen está caducado y, además, la patronal pretende un descuelgue del 25 % sobre las condiciones actuales, que no cree que pudieran soportar. «Se chegasen a levar iso a cabo non sei se valería a pena vir traballar, aínda que o traballo fai moita falta», señala el profesional, que tampoco ve justo que se les trate de repercutir a ellos cuestiones económicas que tienen que ver con las empresas, la Administración y los cálculos que en su día realizaron respecto a la prestación del servicio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Dende o primeiro día xa dixeron que isto non daba»