La policía cree que a Sonia Iglesias la mató su expareja y también investiga al hermano

Alfredo López Penide
López Penide PONTEVEDRA / LA VOZ

GALICIA

Emilio Cerviño

Los dos, que permanecen en libertad, se negaron ayer a declarar en la comisaría de Pontevedra

22 feb 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

El caso Sonia Iglesias dio su segundo giro en menos de cuarenta y ocho horas. Si el martes Pontevedra amanecía con la noticia de que la causa judicial archivada provisionalmente hace casi tres años había sido reabierta con unas diligencias declaradas secretas, ayer se acostaba con la imputación de Julio Araújo -quien había sido pareja de la pontevedresa y padre de su hijo, de 16 años- y de su hermano.

En ambos casos están considerados policialmente como investigados no detenidos. En el caso del primero fue su abogado, Jesús Santaló, quien confirmó que «pola acta de lectura de dereitos impútaselle un delito de homicidio neste momento», al tiempo que precisó que es en este trámite en el que, «á parte de informar dos dereitos que ten [el investigado], hai que informar sobre os feitos que se están investigando e a tipificación posible. Todo é provisional». Entre julio del 2012 y abril del 2015 Julio estuvo imputado en relación con este caso por un delito de detención ilegal, algo que recordó su representante legal.

En el caso de su hermano David, aunque todo parece indicar que también se le investiga por un supuesto cargo de homicidio, sus allegados subrayaron a última hora de ayer que «no le concretaron los hechos por los que se le investiga», circunstancia que los ha dejado «estupefactos».