La dirección gallega del PSOE dispone de 30 días para resolver el conflicto del partido en Ferrol

Los oponentes de Sestayo han denunciado irregularidades en el proceso de reelección de Sestayo

.

santiago / la voz

Treinta días como máximo. Ese es el plazo del que dispone la dirección gallega del PSOE para resolver el conflicto que estalló en el partido en Ferrol, tras la asamblea extraordinaria celebrada el pasado 30 de enero, en la que Beatriz Sestayo fue reelegida secretaria general por un solo voto de diferencia frente a su competidor, el senador Ángel Mato, y en medio de varias denuncias por irregularidades que ponen en cuestión la limpieza del proceso.

La comisión ejecutiva del PSdeG, que encabeza Gonzalo Caballero, ya está analizando el recurso interpuesto por Ángel Mato y firmado por todos los miembros de su candidatura, en el que se pide la anulación del resultado de la asamblea local ferrolana por las irregularidades que a su juicio se cometieron.

Uno de los principales elementos que da soporte al recurso es el cambiazo del censo de militantes con el que fue convocada la asamblea. Con fecha del 25 de enero, día en que se convocó, el censo tomado como referencia era el cerrado con fecha del 1 de abril del 2017, con 280 afiliados, que es el que se tuvo en cuenta también para las primarias federales, las gallegas y las celebradas el pasado diciembre en la provincia de A Coruña. Es más, el día de la celebración de la asamblea, el 30 de enero, la dirección provincial del PSOE fue consultada sobre el censo e informó de que el vigente era el validado para las primarias de diciembre, con 280 militantes.

En cambio, la agrupación local lo actualizó con Ferraz el mismo día de la votación, estableciendo el censo en 267 personas, 13 menos, por lo que varios de ellos que iban a votar a Ángel Mato se encontraron con que no se les permitió ejercer el derecho al voto, bajo el pretexto de que no figuraban en el nuevo censo electoral.

La dirección de Formoso emitirá un dictamen vinculante sobre el caso

La dirección del PSdeG no tendrá las manos libres del todo para resolver el recurso planteado a la reelección de Beatriz Sestayo como secretaria xeral de Ferrol. Tal y como marca el reglamento federal de asambleas, la ejecutiva de Gonzalo Caballero no podrá dar su veredicto sin solicitar a la ejecutiva provincial, encabezada por el presidente de la Diputación de A Coruña, Valentín González Formoso, el correspondiente dictamen sobre el caso. Y aquí es donde puede darse un choque de interpretaciones, según sea la que se haga en Santiago (dirección gallega) o en A Coruña (dirección provincial). Si al final no hay acuerdo sobre cómo resolver el conflicto, el asunto acabará en manos de la dirección federal, que tiene la última palabra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La dirección gallega del PSOE dispone de 30 días para resolver el conflicto del partido en Ferrol