«Trabajo para pagarme la carrera. Esta semana la pasé con 20 euros»

La alumna de la Universidade de Vigo que se defendió a sí misma y ganó un pleito por despido improcedente pasa apuros para estudiar

«Trabajo para pagarme la carrera. Esta semana la pasé con 20 euros» La alumna de la facultad de Derecho de la Universidad de Vigo, Elisa Castiello, se defendió a sí misma y ganó un pleito en el que reclamaba un despido improcedente. Pero eso no quita para que la joven tenga que esforzarse para acabar su carrera.

vigo / la voz

Si a la leonesa Elisa Castiello Fernández (Olleros de Sabero, 1996) no le sale un buen trabajo nada más tener el título de abogada en la mano es porque hay vendas en los ojos más oscuras que las que lleva la diosa Temis. La joven de 22 años, que estudia 4.º de Derecho en la Universidade de Vigo, se ha convertido en la heroína de los aspirantes a formar parte del gremio. Se puso una toga y se defendió a sí misma en un juicio por despido en León que ganó parcialmente, aunque seguirá peleando por la indemnización. Su situación económica es precaria y para estudiar depende de los recursos que ella genera, así que no le faltaba motivación para conseguir los 1.500 euros que reclama, ya que, cuando estaba trabajando como socorrista en una piscina, sufrió una caída de moto y al regresar de la baja fue despedida por bajo rendimiento.

-¿Por qué optó por la autodefensa?

-Me parecía una oportunidad para poder aplicar en la vida real lo que he aprendido y quise aprovecharla. Ahora me llaman de todas partes, pero yo solo quiero tener tiempo para estudiar, acabar la carrera y optar a un trabajo decente. Ahora sobrevivo.

-¿Pidió una toga por decisión propia?

-No. Cuando llegué al juzgado me dijeron que tenía que llevar una y yo no tenía ni sabía a quién pedírsela. El propio testigo que llevé al juicio me dijo que en una sala las tenían y te las dejaban. Como no tengo número de colegiado, les valió que les diese el del DNI y luego la devolví. La verdad es que es raro. No sé por qué me la hicieron poner. Yo llegaba nerviosa e hice lo que me dijeron. Obviamente, no me presentaba como abogada porque aún no lo soy. Pero en lo social, toda persona, tenga estudios de derecho o no, puede defenderse a sí misma. Yo nunca había visto a nadie, excepto en las películas.

-Está en cuarto, último año de la carrera. ¿Qué se plantea al acabar?

-Igual tengo que hacer un quinto con dos o tres asignaturas, porque vengo de la Universidad de León y no han terminado de convalidarlas en Vigo. Estoy a la espera. Yo me trasladé a Galicia este curso por temas económicos y porque me apasiona el derecho marítimo, que es de 4.º. Al terminar me gustaría centrarme en ese campo o hacer un máster. Trabajo para pagarme los estudios. La situación en casa es apurada. En León la matrícula anda por los 1.300 euros y aquí me está saliendo por 700. Cuando perdí los 1.500 euros del sueldo, que era lo que tenía para pagarme unos cuantos meses de alquiler, pensé que tenía que dejar la carrera. Por suerte me dieron la prestación de desempleo y tiro con eso, pero se acaba en marzo. Vivo con 80 euros al mes: con eso y lo que me prestan mis padres o mi chico hago malabares. Esta semana la he pasado con 20 euros. He ido a la universidad, he comido y aún me sobró algo. No puedo tomarme una cerveza si quiero ir a clase o alimentarme.

-¿Siendo tan buena estudiante, no puede optar a una beca?

-Opté a la beca MEC y, aunque me ponía a trabajar en verano, al acabar el curso, el año pasado trabajé 10 horas de lunes a domingo por 400 euros. No me pude presentar a tres asignaturas, por eso no llegué al 90 % de los créditos que exigen y me la denegaron aunque tengo la nota y la situación económica. Lo voy a intentar con la de Vigo.

-¿Le gustaría quedarse en Vigo?

-Me encantaría. Esta ciudad me enamora cada día más. Eché más de cien currículos de mil cosas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
62 votos
Comentarios

«Trabajo para pagarme la carrera. Esta semana la pasé con 20 euros»