Media mañana perdida por un trámite, y sin información

Marta Varela, en Lugo, tendrá que volver otro día para el trámite que intentó ayer


lugo / la voz

«E se isto non se amaña, ¡caña, caña, caña!». Mientras los trabajadores de los juzgados lucenses se concentraban ante la puerta del edificio de los juzgados, en el marco de la huelga indefinida que mantienen, en el interior una pareja intentaba, sin éxito, recabar información y resolver un trámite. Ella se llama Marta Varela, y no tuvo inconveniente en dar su nombre y explicar por qué acudió a esta sede judicial. Y el resultado.

El motivo de que Marta Varela y su acompañante se encontrasen en la mañana de ayer en el edificio de los juzgados, mientras se desarrollaba la diaria concentración de los trabajadores, era resolver cuestiones relacionadas con la presentación de un poder para un juicio en primera instancia. Acabaron el recorrido en el edificio ante la puerta de Atención ao Cidadán, que estaba cerrada, según avisaba un cartel. Otra mujer esperaba ante la puerta de este mismo servicio y no tenía muy claro qué hacer, ya que la situación resultaba del todo anómala. Marta Varela y su acompañante optaron por marcharse. Cuando respondió a la pregunta del periodista y explicó cómo le había ido, lo hizo, resignada a tener que volver otra vez.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Media mañana perdida por un trámite, y sin información