Dos vistas suspendidas por la primera y la segunda huelga

Miguel Caride, abogado en Ourense, tiene uno de sus pleitos suspendido hasta septiembre


En el despacho de Miguel Caride Domínguez vivieron la cara y la cruz en esta semana. La cara en Vigo, donde uno de los letrados del equipo pudo asistir ayer a una vista celebrada en un juzgado de primera instancia. «A pesar del piquete», aclara. La cruz, en O Barco y Ourense, donde el miércoles tenían un juicio por un accidente de tráfico y una vista por una reclamación de cláusulas suelo, con la particularidad de que en los dos casos se trataba de aplazamientos al haber coincidido el primer señalamiento en las fechas de la anterior huelga, en diciembre. «No tienes nada que hacer. Siempre es un riesgo si no acudes, aunque en esta ocasión he de decir que desde O Barco ya nos dijeron que no iba a haber juicio, por lo que nos ahorramos el viaje», dice el ourensano, que encaja la situación. En esta ocasión, además, no tienen nueva fecha. De palabra, en Ourense le anticiparon la posibilidad de que se celebre en septiembre, pero no es seguro. «El trastorno es grande, sobre todo para los profesionales. El cliente, en general, entiende lo que ocurre. Salvo casos muy excepcionales, encaja con naturalidad el retraso. Los profesionales, sin embargo, vivimos de resolver asuntos. La solución de los asuntos es lo que hace que tengas consideración o no. Si no se resuelven los pleitos, tampoco se producen avances y la economía de los despachos se resiente».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Dos vistas suspendidas por la primera y la segunda huelga