Detenida en Santiago una banda que obligaba a menores a robar en joyerías

Xurxo Melchor
Xurxo Melchor SANTIAGO / LA VOZ

GALICIA

_

Uno de los extorsionados asaltó en el mismo día una en Oroso y otra en Padrón

04 feb 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Una operación contra robos en joyerías emprendida por la Policía Judicial de la Guardia Civil de Santiago ha destapado un asunto de mucho más calado al descubrirse la existencia de una banda de delincuentes juveniles que extorsionaba a menores de edad para que perpetraran delitos. En total, se ha detenido a cinco personas. Todos son compostelanos y dos de ellos, entre los que se encuentra el autor material de los asaltos a dos comercios, situados en Sigüeiro (Oroso) y Padrón, tienen menos de 18 años

La investigación, que sigue abierta, se inició el pasado 22 de enero. Ese día, pasadas las cinco de la tarde un chico de 17 años de edad entró en la joyería Kalos, situada en el número 22 de la calle Xuncal, de Sigüeiro, y solicitó al dueño que le enseñara cadenas y pulseras de oro con la excusa de que quería hacerle un regalo a su padre. Cuando tuvo el muestrario delante, y por sorpresa, el joven agarró el tapete, salió corriendo y se subió a un Renault Mégane amarillo en el que le estaban esperando sus cómplices y en el que huyeron.

Ese mismo día, sobre las 20.30 horas, la escena se repitió en la joyería Camoiras, de Padrón, situada en el número 27 de la Rúa Real, la principal del casco antiguo de esta localidad coruñesa. Esta vez, el menor pidió que le enseñaran sellos de oro porque, según le dijo a la dependienta, quería hacerle un regalo a su madre. Cuando los tuvo delante, agarró el muestrario y salió corriendo por la puerta. Sin embargo, esta vez no tuvo la misma fortuna, ya que dos chicas que paseaban por la calle, al oír los gritos de auxilio de los dueños del comercio, no dudaron en interceptar al ladrón y retenerlo hasta que llegaron unos agentes de la Policía Local padronesa y lo detuvieron, recuperando también las joyas robadas, que tenían un valor de entre 6.000 y 8.000 euros.