La Xunta intenta acercar posturas para evitar la huelga en los juzgados

Los trabajadores votan a favor de que el paro sea indefinido y a tiempo completo

Asamblea de funcionarios en Vigo
Asamblea de funcionarios en Vigo

santiago / la voz

La Xunta no da por rotas las negociaciones con los funcionarios de Xustiza y ve aún posible evitar la convocatoria de una huelga indefinida a partir del día 7 que colapsaría los juzgados gallegos en un momento en el que ya padecen un atasco que afecta a 126.000 casos. «Doutro xeito habería que pensar que a folga é inevitable e nós pensamos que hai tempo», señaló ayer el vicepresidente Alfonso Rueda.

El Gobierno gallego intentará acercar posturas con los sindicatos hasta el último momento, pero rechazan las críticas de los representantes de los trabajadores que los acusaron de presentar una oferta en la última reunión, la del miércoles, aún peor que la anterior. Para Rueda, la propuesta de la Xunta contenía «puntos moi claros» y considera que tres de las cinco cuestiones que motivan la movilización «están solucionadas» y que respecto a la cuestión salarial, la oferta situaría a los funcionarios de Xustiza «por enriba da media» de las comunidades autónomas, informa Juan Capeáns

El vicepresidente reitera que es inasumible una subida salarial del 16 % por empleado No obstante, como esa oferta de subida salarial de entre 660 y 900 euros al año por empleado no satisface a los sindicatos, Rueda no cierra la puerta a alguna mejora. «As canles están abertas», señala el vicepresidente, que sigue convencido de que es posible seguir negociando. Eso sí, advierte que «se se nega que hai unha proposta da Xunta que mellora substancialmente e coloca por riba da media estatal aos funcionarios galegos, entón hai pouco que negociar. Que acepten iso e imos falar, pero se cando se fai esa proposta a resposta é un peche, así é moi difícil, pero aínda temos posibilidades», señala en referencia a que el comité de huelga se encerrara en el despacho de la subdirectora xeral de Persoal, de donde tuvieron que ser desalojados por la policía.

Entiende además el vicepresidente gallego, que es también conselleiro de Xustiza, que la propuesta de la Xunta también incluía mejoras «claras» en los juzgados de violencia de género y los permisos de maternidad y paternidad, que pasarían de 16 a veinte semanas en el primer caso y de 29 a 35 días en el segundo. «O que non ten sentido, e ninguén o entendería, é que cos recursos públicos se dixera que si a unha suba que supón unha media de 3.000 euros por funcionario, que é o 16 %, iso Galicia non o vai asumir», recalcó Alfonso Rueda.

Los trabajadores de Xustiza no parecen tener tan claro que aún sea posible llegar a un acuerdo con la Xunta que evite la huelga indefinida. Es más, ayer hubo la primera jornada de votaciones entre los trabajadores y claramente se decantan por convocar el paro y hacerlo además en su versión más dura. Es decir, a tiempo completo. La alternativa era que la huelga afectara solo a las horas de atención al público pero que el resto de la jornada sí se trabajase.

En todas las ciudades gallegas el respaldo a la huelga indefinida y a tiempo completo a partir del día 7 fue claro, con apoyos que fueron del 89 % en Pontevedra y del 82 % en Ferrol, seguido del 76 % en Santiago y Vigo, el 70 % en Ourense, el 68 % en Lugo y el 65 % en A Coruña.

Xustiza sí concederá libranzas en los juzgados con los servicios mínimos garantizados

Aunque la instrucción aprobada por la dirección xeral de Xustiza especificaba que, como norma general, quedaba suspendida la concesión de días de asuntos propios y vacaciones a los funcionarios en todo el mes de febrero con motivo de la posible huelga indefinida, la consellería ha aclarado que sí concederá libranzas en aquellos juzgados en los que estén garantizados los servicios mínimos.

En una nota informativa interna publicada el pasado miércoles, Xustiza explica que «no suposto de non estaren dispoñibles os suficientes funcionarios para cubrir estes servizos mínimos fixados, procederíase, de acordo coa normativa vixente, a non conceder ou mesmo revogar (de estaren concedidas), as vacacións, así como os permisos e licenzas suxeitos ás necesidades do servizo».

Entre los funcionarios de Xustiza han sentado mal estos impedimentos a la concesión de libranzas y vacaciones en febrero. Preocupan especialmente los días de Carnaval, en los que los niños en edad escolar tienen vacaciones y muchos empleados solicitan días libres para poder atenderlos. Tanto en este caso, como en aquellos en los que el trabajador pueda justificar que ya ha efectuado reservas y pagos, la intención de la Xunta es no poner impedimentos y favorecer la máxima normalidad. Pero, eso sí, siempre y cuando eso no signifique que haya un juzgado que, como consecuencia del paro, quede sin personal suficiente para atender los servicios mínimos que se van a fijar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La Xunta intenta acercar posturas para evitar la huelga en los juzgados