La huelga de funcionarios de Xustiza obligará a suspender hoy 500 juicios

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

Álvaro Vaquero

Los trabajadores reivindican que se equiparen sus salarios a los de otras comunidades

25 ene 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Los sindicatos de Xustiza prevén una participación «masiva» en el paro previsto para la jornada de hoy. Una nueva jornada de huelga que se calcula que puede obligar a suspender alrededor de 500 juicios en las salas gallegas. La protesta es respaldada por todos los sindicatos con representación en el ámbito judicial (SPJ-USO, AXG-CUT, UGT, CSIF, STAJ y CIG), que demandan el fin de la discriminación que entienden que sufren los trabajadores gallegos con respecto a los de otras autonomías. Galicia es la comunidad que tiene un complemento autonómico más bajo, 435 euros al mes, de manera que los empleados gallegos cobran 455 euros menos al mes que los vascos, 165 menos que los madrileños o 115 menos que los de Cataluña.

Esa es la principal reclamación, pero no la única. Los funcionarios reivindican también la devolución de las cantidades perdidas entre el 2013 y el 2016, cuando la Xunta les aplicó rebajas que oscilan entre los 10.000 euros anuales, en el caso de los forenses, y 3.440 en el de los auxiliares. También piden que se cubran todas las vacantes de personal y que se elimine la «discriminación» en otras cuestiones, como las incapacidades transitorias. Los representantes sindicales sostienen, en este aspecto, que en Galicia la Xunta pretende que los funcionarios de la Administración judicial «perdan o 50 % do salario os tres primeiros días e do cuarto en diante do 20 ao 25 %», frente a la evolución que se registró en otras comunidades, que igualaron las regulaciones de los magistrados, fiscales, letrados y trabajadores ante el supuesto de incapacidad transitoria.

En Vigo se estima que de los 370 funcionarios judiciales solo trabajarán medio centenar, entre los servicios mínimos y los que acudan voluntariamente. La huelga paralizará en torno a 80 o 100 juicios que se habrían celebrado en una jornada normal. Pese a ello, algunos jueces podrán hacer interrogatorios o tomar declaraciones en grandes causas porque algunos funcionarios seguirán en su puesto. En Pontevedra, entre vistas, juicios, declaraciones y comparecencias se cree que se suspenderán unos 150 actos procesales.