Promesas que se topan con la ley

Regidores críticos con las mareas advierten de la «temeridad» de un proceso muy complejo


santiago / la voz

En los últimos meses han salido a la luz dos libros que abordan la complejidad del rescate de las concesiones municipales. El primero, Servicios públicos e ideología. El interés general en juego, lo publicó Profit Editorial, y está firmado por el exministro socialista Francisco Caamaño y los juristas José María Jimeno, Gonzalo Quintero y Pascual Sala. El segundo, coeditado por el exministro de Trabajo con José María Aznar Manuel Pimentel, lo publica Editorial Almuzara y es obra del propio Pimentel y de la profesora de Derecho María José Feijoo. Bajo el título El interés general y la excelencia en los servicios públicos: La mejor gestión de los servicios municipales en favor de los ciudadanos y no de las ideologías, plantea, como el primero, aspectos jurídicos y administrativos relacionados con la tendencia de los nuevos partidos de izquierdas de rescatar concesiones que están en manos de empresas privadas.

Pimentel: «Los ciudadanos, y no las ideologías, deben ser el centro de atención» Los expertos en leyes parten de lo que recoge legislación europea al respecto, una normativa de reciente aplicación en España que, según el expresidente del Tribunal Supremo y del Tribunal Constitucional, Pascual Sala, «no pone énfasis en quién presta el servicio, si la Administración o un operador privado, sino en que se gestione con eficacia y excelencia». Los autores de Servicios públicos e ideología, que se muestran partidarios del modelo público-privado, ya que entienden que no es el servicio el que se privatiza, sino su gestión, y que la administración está obligada a seguir velando por su calidad, advierten que el rescate de esos servicios solo por cuestiones ideológicas no está amparado por la legislación europea. No se postulan en contra de la remunicipalización, pero dicen que en ese proceso debe primar el interés general y que se debe hacer por causas justificadas. En cuanto a la publicación de Pimentel, sus autores concluyen que «los ciudadanos, y no las ideologías, deben ser el centro de atención en la gestión de los servicios públicos».

Mareas y comunes

Es lógico que la cuestión haya llamado la atención de los expertos. No son solo las mareas gallegas. En Navarra, en Zaragoza, en Madrid, en Barcelona... Allí donde gobierna Podemos en alianza con otros partidos de izquierdas, el debate está servido y la recuperación de los servicios públicos es una prioridad de sus dirigentes, si bien es verdad que en la mayoría de los casos se han topado con la complejidad del proceso, con su precio y con sus consecuencias legales.

La necesidad de abordar la cuestión de forma realista lleva a regidores como el de Pontevedra a criticar la ligereza con la que se hicieron esas promesas electorales. El alcalde nacionalista subraya que su gobierno es partidario de la gestión pública, pero Miguel Anxo Fernández Lores puntualiza: «Facer promesas irreais leva á contradición e á frustración. Sabemos que na maioría dos casos, coñecendo as limitacións legais, administrativas, contractuais, económicas e laborais existentes é temerario. E sorprende que xente que vén da Administración e do ámbito do dereito se comprometa a facer cousas irreais». El debate llegó a Pontevedra de la mano de la marea local, que pidió el rescate de varios servicios municipales.

El regidor de Ourense cree que una decisión de ese tipo debe ir precedida de un «análisis serio» de la situación de cada concello y de cada servicio, con avales técnicos, jurídicos y económicos. Que ayuntamientos que lo tenían en su programa no lo consigan se debe, según el popular Jesús Vázquez, «a promesas electoralistas» sin garantías. «Los políticos deberían ser rigurosos a la hora de prometer cosas que luego son difíciles o imposibles de ejecutar», sentencia.

La alcaldesa de Lugo, la socialista Lara Méndez, está a favor de recuperar los servicios municipales, pero reconoce que los concellos carecen de recursos para hacerlo y aboga por acabar con la ley Montoro, a su entender, una norma «inxusta» que impide a los ayuntamientos recuperar su autonomía. Méndez dice que el PSOE es «un partido serio» que en su «contrato coa cidadanía», o sea, en su programa electoral, no compromete «nada máis aló do que poida cumprir».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Promesas que se topan con la ley