La mujer del Chicle acude asiduamente a la vivienda que compartían en Taragoña

La hija de José Enrique Abuín recibe atención psicológica

La mujer del Chicle acude asiduamente a la vivienda que compartían en Taragoña Rosario no duerme allí pero acude casi a diario para alimentar a su gato y a su perro

Ribeira / La Voz

A pesar de que la mujer del Chicle continúa estando bajo el foco mediático -incluso tras el archivo provisional de los cargos contra ella-, sigue una rutina de pretendida normalidad. En los últimos días se la ha podido ver en distintos puntos de la villa rianxeira y realizando algunas compras, al tiempo que es habitual que acuda a la vivienda de Taragoña que compartía con su marido hasta que fue detenido.

Aunque ella no duerme allí, en la casa continúan sus mascotas, un perro y un gato, que reciben su visita prácticamente a diario para darles de comer. Esta rutina la repitió el viernes pasado, cuando a media mañana llegó en su coche, aparcó en la entrada y después de unos minutos salió de nuevo de la vivienda para marcharse por donde había venido. Cuentan los vecinos que va y viene sin relacionarse con nadie, aunque en las casas aledañas explican que ya no lo hacía antes de la detención de su marido, más allá del saludo de rigor si se cruzaba con alguien.

Una persona que vive en la zona contaba también que en los últimos días Rosario Rodríguez ha añadido un nuevo elemento a su rutina diaria, y deja alguna luz de la casa encendida durante la noche: «Eu decateime o outro día, e apágaa cando vén pola mañá».

Las pintadas

La vivienda está situada a orillas de la carretera comarcal AC-305 y es fácilmente accesible, por lo que en las últimas semanas ha sido objeto de pintadas con insultos y amenazas dirigidos tanto al Chicle como a su mujer, a la que se acusa de encubrir a su marido y de ser su cómplice.

Creen en su entorno que el objetivo de dejar las luces encendidas por la noche podría ser el de disuadir a los posibles autores de nuevas pintadas, aunque en la fachada y ventanas del inmueble de Taragoña ya no queda demasiado espacio para más espray.

La hija de José Enrique Abuín recibe atención psicológica 

Cuando se hizo pública la detención de José Enrique Abuín Gey, el Chicle, y su relación con la desaparición y el asesinato de Diana Quer, una de las prioridades tanto de la familia como de la propia Administración fue proteger a su hija adolescente. Por ello, desde el Concello de Rianxo se puso a su disposición, y también de su madre, un servicio de atención psicológica que está recibiendo.

Asimismo, también se contactó con el centro educativo en el que la niña cursa sus estudios para realizar su seguimiento y arroparla en su regreso a las clases después de la detención de su padre, que se produjo durante las vacaciones.

En la cárcel

Este fin de semana, la adolescente acudió con su madre a la cárcel de A Lama para encontrarse con el Chicle. Al parecer, ella misma le había pedido a su progenitora poder ver a su padre, encarcelado desde su detención el pasado 29 de diciembre como presunto responsable de la muerte de la joven madrileña.

El caso Diana Quer eleva a 1,2 millones las firmas a favor de la prisión permanente

La iniciativa impulsada por Juan Carlos Quer trata de frenar la derogación de la pena

M. Gómez

Decía Juan Carlos Quer que algo que ha unido a su familia con las de Mari Luz Cortés, Marta del Castillo, Ruth y José Ortiz -calcinados por su padre José Bretón- y Candela y Amaia -las niñas de Moraña asesinadas por su padre- es la necesidad de hacer algo para que las muertes de sus hijos no hayan sido en vano, sino que sirvan para cambiar algo en la sociedad. Por eso lanzaron una campaña a través de la plataforma Change.org, con el lema «Tu protección es nuestra lucha», con la que intentan frenar la derogación de la prisión permanente revisable, y parece que su mensaje ha calado. No en vano, después de cuatro días en la Red, la iniciativa supera ya el millón de firmas, y la cifra sigue creciendo minuto a minuto.

A última hora de la tarde de este lunes eran más de 1.245.000 los apoyos de ciudadanos que había recibido una propuesta que al inicio del día se acercaba al millón de signaturas.

Desde que el padre de Diana Quer dio a conocer esta campaña, las adhesiones a la petición se han sucedido de forma masiva junto a mensajes de personas que piden una ley más dura contra este tipo de delitos.

La iniciativa para que se mantenga la prisión permanente revisable tiene como destino el Congreso, donde la propuesta de su derogación está sobre la mesa. De hecho, en octubre del año pasado la Cámara Baja dio luz verde a una iniciativa del PNV para retirar esta pena del ordenamiento jurídico, y ahora el asunto se encuentra en la Comisión de Justicia para su debate, pero las familias de Diana Quer, Candela y Amaia, Marta del Castillo, Mari Luz Cortés y Ruth y José Bretón creen que aún están a tiempo.

Nuevo objetivo

Superado el millón de firmas, el nuevo objetivo de la campaña en Change.org es alcanzar el millón y medio, una meta que, en vista de la rapidez con la que se incrementa la cifra de adhesiones al manifiesto que suscriben las cinco familias, parece al alcance de la mano. En el escrito que acompaña a la petición de apoyo, insisten en que la prisión permanente revisable es «una pena excepcional contemplada para casos de extrema gravedad» y que evitando que se derogue pretenden conseguir «una sociedad más segura, más justa y más solidaria».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
47 votos
Comentarios

La mujer del Chicle acude asiduamente a la vivienda que compartían en Taragoña